“¡Viva Cristo Rey!” El obispo auxiliar celebrará un Misa de oración por los inmigrantes

El obispo auxiliar Jorge Rodríguez celebrará una Misa de oración por los inmigrantes en la catedral basílica de Denver el próximo mes de noviembre, en la fiesta de Cristo Rey.

En la fiesta de Cristo Rey

La Misa se llevará a cabo en esta fiesta debido al significado histórico que adquirió para muchos cristianos mexicanos en la persecución de la guerra cristera en el siglo pasado. Muchos dieron la vida con el grito de “¡Viva Cristo Rey!”

“Esa página de la historia nos reúne en Denver para recordar que estamos bajo el cuidado providencial de Dios, nuestro Padre [en estos tiempos difíciles]; y que el triunfo final es de Cristo Jesús,” dijo el obispo Rodríguez a Denver Catholic en Español.

El obispo auxiliar ve la importancia de este mensaje de esperanza para toda la comunidad inmigrante, que en el presente enfrenta grandes dificultades “en los procesos legales inmigratorios.”

Aseguró que los aprietos no son pocos: la incertidumbre de muchos jóvenes sobre sus sueños y su futuro; la deportación de hermanos y conocidos tras haber trabajado honradamente en este país; la dispersión y separación de hijos, padres y esposos…

Ante tal incertidumbre, la Iglesia se sitúa con los inmigrantes y los acompaña.

“Queremos con esta Misa llevar ante Dios todas estas situaciones, los rostros e intenciones de nuestra comunidad inmigrante, y pedirle que nos ayude,” insistió el obispo. “Como dice el Salmo: ‘Encomienda al Señor tu camino, confía en El, que El actuará’ (37,5).”

La Iglesia camina con los inmigrantes

El obispo Rodríguez afirmó que la creciente importancia que la arquidiócesis le ha dado a los inmigrantes proviene primordialmente de la llamada que Cristo nos hace en el Evangelio.

“La Sagrada Escritura es muy clara a propósito de la acogida y cuidado del inmigrante,” aclaró; ‘Si viene un extranjero para habitar en vuestra tierra no le oprimáis; tratad al extranjero que habita en medio de vosotros como al indígena de entre vosotros; ámale como a ti mismo, porque extranjeros fuisteis vosotros en la tierra de Egipto’ (Lev. 19, 34). Y Jesús nos lo dejó como imperativo cuando nos dio el mandamiento del amor al prójimo.”

Además, la urgencia de apoyar a la comunidad inmigrante en nuestros tiempos es una respuesta a la invitación del Papa Francisco en su visita a los Estados Unidos en el 2015: “Ahora están recibiendo esta oleada de inmigración latina que afecta a muchas de sus diócesis. No solo como el obispo de Roma, sino también como un pastor del sur, siento la necesidad de agradecerles y de alentarlos… sepan que [los inmigrantes] poseen recursos que deben ser compartidos. Entonces no tengan miedo de darles la bienvenida.”

“No, no tenemos segundas intenciones financieras o de números, como alguien ha dicho,” reiteró el obispo auxiliar. Al contrario, “(esta iniciativa) nace del amor personal que tenemos a nuestros hermanos y hermanas inmigrantes en nuestras parroquias.”

La Iglesia lucha por los derechos de los inmigrantes

La Conferencia Episcopal de los Estados Unidos busca conseguir que los derechos de los inmigrantes, provenientes de su dignidad humana, sean reconocidos por el gobierno en una reforma de inmigración.

El obispo Rodriguez alentó a todos los ciudadanos de este país a apoyar a los obispos de Estados Unidos “en la lucha por una reforma inmigratoria integral.”

Igualmente los incitó a no ver la cuestión como un mero tema político o económico, pues “estamos hablando de hombres y mujeres con una dignidad y derechos inalienables, porque todos ellos son hijos muy amados de Dios.”

La Misa se llevará a cabo en la catedral basílica de la Inmaculada Concepción el domingo, 26 de nov., a las 12:30 p.m.

Próximamente: Informe indica que los servicios de Planned Parenthood están en declive

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

Los manifestantes de la Marcha por la Vida que se realizó en el Capitolio de Colorado el pasado sábado 13 de enero, deben sentirse más motivados en su lucha por defender la vida desde su concepción hasta la muerte natural, después de ver el informe anual de Planned Parenthood,

El informe, publicado en la víspera de Año Nuevo, indica una disminución continua de los servicios no relacionados con el aborto que ha tenido una tendencia a la baja en los últimos cinco años.

En un boletín electrónico enviado por el grupo pro-vida The Susan B. Anthony List, se muestra una serie de estadísticas donde se enseña que los otros servicios médicos que supuestamente fueron ofrecidos por Planned Parenthood y que han ido reduciéndose gradualmente.

Los servicios totales ofrecidos por la organización se han reducido de aproximadamente 11’033.366 a 9’357.592. Los servicios de atención prenatal han disminuido en más del 60 por ciento. Los servicios de anticoncepción han disminuido por casi un millón.

El número de abortos realizados por Planned Parenthood se ha mantenido constante en los últimos cinco años. En ese período, realizaron más de 1.6 millones de abortos y se practicaron aproximadamente 126 abortos por cada referencia de adopción.

Sin embargo, aunque Planned Parenthood aún puede estar realizando la misma cantidad de abortos anualmente, el número total de abortos realizados está disminuyendo en todo el país.

Esto es un estímulo para los cientos de defensores de la vida que participaron en la marcha del 13 de enero.

“Aquí en Colorado, nuestro estilo de vida es de salud óptima. Nuestras mujeres son muy conscientes de lo que comen y beben, y se dan cuenta de que los anticonceptivos contienen hormonas que no son completamente seguros”, dijo Lynn Grandon, directora del programa de Respect Life Office en Catholic Charities de Denver. Muchas mujeres están siendo conscientes y adoptando métodos naturales de una fertilidad que sea segura y efectiva.

La Marcha por la Vida estuvo a cargo de las mujeres de Endow, que  busca estudiar el tema de la dignidad de la mujer en el pensamiento de San Juan Pablo II.