¿Valen las misas por radio o televisión?

Están obligados a oír Misa entera los días de precepto (que son los domingos y los días obligatorios señalados por la Iglesia) todos los bautizados católicos que han cumplido los siete años y tienen uso de razón. El Catecismo de la Iglesia Católica dice en el No.2181 “Los que deliberadamente faltan a esta obligación cometen un pecado grave”. Una falta habitual a la Santa Misa dominical, sin causa que lo excuse, supone un desprecio a la invitación que el Señor Jesús nos hace, a través de la Iglesia, a participar de Su Sacrificio Eucarístico.

El precepto de oír Misa consiste en asistir personalmente a la Iglesia y participar de la Santa Misa. No satisface el precepto quien la sigue por televisión. Aunque oír Misa por televisión siempre será algo muy recomendable (en lugar de ver otros programas televisivos inútiles), pero no suple la obligación de participar en ella personalmente. Ahora, el seguir la Misa por televisión puede cumplir con el precepto si hay una causa que lo excuse. Quedan disculpados de ir a Misa los que tienen algún grave impedimento: una enfermedad que no permita salir de casa, un viaje que no te dé tiempo de asistir a misa, el vivir lejos de la iglesia y no tener transporte o alguien que lo pueda llevar, o una ocupación que no puede abandonarse, por ejemplo: los que cuidan enfermos y no tienen quien los sustituya, en estos casos o circunstancias sí es válido el seguir la celebración Eucarística por televisión.

Para saber cuándo tenemos un motivo razonable que nos excusar de ir a Misa lo mejor es consultar con un sacerdote.
Si no tienes un sacerdote a mano, y te urge solucionar tu duda, puede ayudarte la norma siguiente: El preguntarte el hecho de que no se está asistiendo a Misa es ¿porque definitivamente no puedo ir porque algo me lo impide o porque no quiero ir y estoy buscando una justificación? Y ¿si pudiera asistir a Misa lo haría? Puedes dejar la Misa si, dadas las circunstancias en que te encuentras, dejarías también prudentemente un negocio de cierta importancia para ti. Si en esas circunstancias en que te encuentras tuvieras una ocasión única de cobrar una cantidad importante de dinero, ¿dejarías pasar esa ocasión? Si es así, entonces la Misa por televisión es válida para ti.​

Próximamente: La diferencia entre disculpa y perdonar

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!