¿Valen las misas por radio o televisión?

Están obligados a oír Misa entera los días de precepto (que son los domingos y los días obligatorios señalados por la Iglesia) todos los bautizados católicos que han cumplido los siete años y tienen uso de razón. El Catecismo de la Iglesia Católica dice en el No.2181 “Los que deliberadamente faltan a esta obligación cometen un pecado grave”. Una falta habitual a la Santa Misa dominical, sin causa que lo excuse, supone un desprecio a la invitación que el Señor Jesús nos hace, a través de la Iglesia, a participar de Su Sacrificio Eucarístico.

El precepto de oír Misa consiste en asistir personalmente a la Iglesia y participar de la Santa Misa. No satisface el precepto quien la sigue por televisión. Aunque oír Misa por televisión siempre será algo muy recomendable (en lugar de ver otros programas televisivos inútiles), pero no suple la obligación de participar en ella personalmente. Ahora, el seguir la Misa por televisión puede cumplir con el precepto si hay una causa que lo excuse. Quedan disculpados de ir a Misa los que tienen algún grave impedimento: una enfermedad que no permita salir de casa, un viaje que no te dé tiempo de asistir a misa, el vivir lejos de la iglesia y no tener transporte o alguien que lo pueda llevar, o una ocupación que no puede abandonarse, por ejemplo: los que cuidan enfermos y no tienen quien los sustituya, en estos casos o circunstancias sí es válido el seguir la celebración Eucarística por televisión.

Para saber cuándo tenemos un motivo razonable que nos excusar de ir a Misa lo mejor es consultar con un sacerdote.
Si no tienes un sacerdote a mano, y te urge solucionar tu duda, puede ayudarte la norma siguiente: El preguntarte el hecho de que no se está asistiendo a Misa es ¿porque definitivamente no puedo ir porque algo me lo impide o porque no quiero ir y estoy buscando una justificación? Y ¿si pudiera asistir a Misa lo haría? Puedes dejar la Misa si, dadas las circunstancias en que te encuentras, dejarías también prudentemente un negocio de cierta importancia para ti. Si en esas circunstancias en que te encuentras tuvieras una ocasión única de cobrar una cantidad importante de dinero, ¿dejarías pasar esa ocasión? Si es así, entonces la Misa por televisión es válida para ti.​

Próximamente: Informe indica que los servicios de Planned Parenthood están en declive

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

Los manifestantes de la Marcha por la Vida que se realizó en el Capitolio de Colorado el pasado sábado 13 de enero, deben sentirse más motivados en su lucha por defender la vida desde su concepción hasta la muerte natural, después de ver el informe anual de Planned Parenthood,

El informe, publicado en la víspera de Año Nuevo, indica una disminución continua de los servicios no relacionados con el aborto que ha tenido una tendencia a la baja en los últimos cinco años.

En un boletín electrónico enviado por el grupo pro-vida The Susan B. Anthony List, se muestra una serie de estadísticas donde se enseña que los otros servicios médicos que supuestamente fueron ofrecidos por Planned Parenthood y que han ido reduciéndose gradualmente.

Los servicios totales ofrecidos por la organización se han reducido de aproximadamente 11’033.366 a 9’357.592. Los servicios de atención prenatal han disminuido en más del 60 por ciento. Los servicios de anticoncepción han disminuido por casi un millón.

El número de abortos realizados por Planned Parenthood se ha mantenido constante en los últimos cinco años. En ese período, realizaron más de 1.6 millones de abortos y se practicaron aproximadamente 126 abortos por cada referencia de adopción.

Sin embargo, aunque Planned Parenthood aún puede estar realizando la misma cantidad de abortos anualmente, el número total de abortos realizados está disminuyendo en todo el país.

Esto es un estímulo para los cientos de defensores de la vida que participaron en la marcha del 13 de enero.

“Aquí en Colorado, nuestro estilo de vida es de salud óptima. Nuestras mujeres son muy conscientes de lo que comen y beben, y se dan cuenta de que los anticonceptivos contienen hormonas que no son completamente seguros”, dijo Lynn Grandon, directora del programa de Respect Life Office en Catholic Charities de Denver. Muchas mujeres están siendo conscientes y adoptando métodos naturales de una fertilidad que sea segura y efectiva.

La Marcha por la Vida estuvo a cargo de las mujeres de Endow, que  busca estudiar el tema de la dignidad de la mujer en el pensamiento de San Juan Pablo II.