V Encuentro: Es el tiempo de soñar como Iglesia

Carmen Elena Villa

(Foto periódico The Catholic Sun en Phoenix)

“Dios nos llama por medio del Espíritu Santo a ser voz y conciencia eclesial en los Estados Unidos”, dijo el doctor Hosffman Ospino, profesor de teología pastoral y catequesis en la Escuela de Teología y Ministerio de Boston College y miembro del equipo coordinador central del V Encuentro de la Pastoral Hispana.

La región XIII está compuesta por las diócesis de Cheyenne, Wyoming, Salt Lake City, Utah. Colorado tiene tres diócesis: Denver (Arquidiósesis),  Colorado Springs y Pueblo. Nuevo México tiene también tres diócesis: Gallup, Las Cruces y Santa Fe (Arquidiócesis) El estado de Arizona está compuesto por las diócesis de Phoenix y Tucson.

El doctor Ospino realizó una intervención denominada “Dar fruto” durante el V Encuentro de la región XIII (que comprende los estados de Utah, Wyoming, Colorado, Arizona y Nuevo México) y que se realizó en Phoenix del 23 al 25 de febrero.

El conferencista destacó la manera como las comunidades parroquiales y diocesanas “han avanzado es un proceso intenso de análisis, reflexión y diálogo”, el cual “ha estado basado en el ejercicio de la escucha atenta” y destacó cómo todos los bautizados somos Iglesia: “mujeres y hombres bautizados que hemos aceptado vivir en comunión con Jesucristo, el Señor. Cuando la comunidad habla, la Iglesia habla”.

“No podemos reducir este encuentro a una reunión en la cual nos vemos los mismos con las mismas. Nos sentimos bien y luego regresamos a nuestras comunidades de fe como si nada hubiese pasado”, más bien, en el V Encuentro se tratra de “caminar juntos, de oler a oveja, de escucharnos, de sentirnos” y advirtió que el V Encuentro “es un proceso que toma tiempo”.

La voz del pueblo

Ospino exhortó a los allí presentes a ser dóciles a aquello que el Espíritu Santo quiera suscitar durante y después de este proceso de consulta.

“El documento de trabajo – que es el resultado de las consultas a nivel parroquial y diocesano – es una prueba indiscutible de que este ejercicio de escucha ha sido serio”, dijo.

“Las áreas prioritarias indican dónde está el corazón del pueblo de Dios en esta parte del país.  Como comunidad creyente hemos identificado las estrategias para que marquen el derrotero evangelizador”.

Ospino también destacó algunos de los frutos que ya se están viendo de este proceso de consulta como son la creación de espacios claros para expresar la voz de los hispanos católicos en los Estados Unidos. “Los obispos y otros líderes pastorales que están en posiciones de decisión han escuchado y por eso estamos agradecidos. Ahora ellos cargan con la responsabilidad de actuar después de escuchar a su pueblo”, indicó el conferencista, quien destacó el papel de las mujeres en el ministerio hispano, las cuales son “abanderadas de la actividad pastoral de la Iglesia como líderes, estudiantes, madres de familia, abuelas, esposas y evangelizadoras”. Y dijo que el el V Encuentro “ha sido un espacio para reconocer las contribuciones y su importancia”.

Este proceso de consulta ha destacado la necesidad de “servir a los jóvenes hispanos”, los cuales componen un 60 por ciento de los católicos en los Estados Unidos. “No podemos hablar de un futuro vigoroso si los ignoramos”, advirtió Ospino. También, dijo, la pastoral hispana en los Estados Unidos ha tomado una mayor consciencia de la realidad que enfrentan las familias. “En nuestros círculos eclesiales se ha tenido la tentación de idealizar y romantizar a la familia hispana”, sin embargo, destacó cómo “nuestras familias son afectadas por realidades como la pobreza, inestabilidad, divorcio, violencia, bajos niveles, incertidumbre migratoria, sexismo etc.” La familia, al ser la célula de la sociedad y cuna de nuevas vocaciones, necesita una mayor atención pastoral y, por lo tanto, una inversión más grande, dijo el doctor Ospino.

El conferencista, colombiano de nacimiento, dijo sentirse orgulloso de su pueblo católico hispano “por su capacidad de reflexión profunda”, e indicó que una vez culminadas las consultas del V Encuentro, los fieles podrían caer en la tentación de conformarse con tener una nueva Misa en español o con que existan más hispanos trabajando en las estructuras eclesiales de los Estados Unidos. “Lo más seguro es que esto iba a ocurrir debido a los cambios demográficos y culturales en este país”, indicó. Más bien, dijo haciendo alusión a la parábola del sembrador, que la calidad de los frutos que traiga el V Encuentro “dependerán del suelo en el que la semilla se plante”.

“Es un tiempo para soñar como Iglesia, para hacer nuestra una visión utópica” la cual no debe entenderse como un imposible sino “como una visión grande que sí es posible y nos inspira al igual que el pueblo de Dios quien camina con las diferentes culturas para construir su reino” y concluyó la ponencia preguntándole a cada uno de los asistentes: “¿Cuál es tu sueño?”.

De esta manera los hispanos católicos en los Estados Unidos podrán hacer vida lo que el Papa Francisco planteó en la exhortación apostólica Evangelii Gaudium (en cuya estructura se ha basado la metodología de consulta del V Encuentro): “Sueño con una opción misionera capaz de transformarlo todo, para que las costumbres, los estilos, los horarios, el lenguaje y toda estructura eclesial se convierta en un cauce adecuado para la evangelización del mundo actual más que para la autopreservación”.

 

 

 

 

 

 

Próximamente: ¡Conoce tu fe por medio de la Biblia!

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

¡Conoce tu fe por medio de la Biblia!

El movimiento Apóstoles de la Palabra está presente en cuatro parroquias del norte de Colorado

Carmen Elena Villa

Católico: ¿Conoces tu fe? ¿la sabes defender? El movimiento Apóstoles de la Palabra busca estudiar las Sagradas Escrituras y orar con ellas para conocer mejor a Jesús. Uno de sus lemas es “Biblia para todo, Biblia para Todos”.

Apóstoles de la Palabra es un movimiento fundado en México por el sacerdote italiano Flaviano Amatuli, (1938 – 2018) quien vio la inquietud por el creciente número de sectas y grupos protestantes cuyos miembros, muchas veces por ignorancia de las Sagradas Escrituras abandonaban la fe católica. “El nombre de apóstoles de la Palabra tiene mucho que decir de nuestro carisma”, dijo en diálogo con Denver Catholic en Español el padre Octavio Díaz, vicario general de este movimiento y quien vino desde México D.F a ofrecer conferencias y mini cursos de Biblia en el norte de Colorado.

Padre Octavio Díaz. Vicario general de Apóstoles de la Palabra

“El Espíritu Santo suscita en la Iglesia movimientos cuando hay una necesidad y hoy tenemos que reconocer que muchos católicos no leen ni estudian la Biblia”, indicó el sacerdote.

Así, muchos jóvenes dan un año de servicio a la Iglesia anunciando la Palabra de Dios. Primero se preparan y luego se dedican a enseñar. “Dan cursos sencillos de historia de la salvación o de apologética”, dice el padre Díaz.  Y a las personas que quieran seguir aprendiendo, se les invita formar grupos de estudio y oración permanentes.

“Es una visión equivocada decir que la Biblia es solo para los protestantes. El libro por excelencia de un cristiano es la Biblia”, advierte el padre Díaz. “El único libro que yo al terminar de leer tengo que decir «Palabra de Dios» es la Sagradas Escrituras”.

El sacerdote indica que el estudio del Catecismo ayuda a que los católicos entendamos e interpretemos las Sagradas Escrituras, “pero no las sustituye”. Por ello el estudiar y orar con la Biblia sirve como “fuente de inspiración”.

El movimiento Apóstoles de la Palabra está presente en Denver desde hace diez años, cuando Eliseo Mendes, un laico quien su juventud fue misionero en México, vino desde su tierra natal a vivir a Colorado, donde decidió iniciar este movimiento el cual tiene hoy cerca de 70 adeptos en cuatro parroquias (ver recuadro).

“La misión que realizamos es la evangelización de casa en casa, los diálogos en público con hermanos separados. Entender que no se trata de pelear, sino que entendamos cuál es la verdad”, dice Eliseo, hoy coordinador diocesano de este movimiento.

“He visto la necesidad de los católicos que no saben dar respuesta a los hermanos separados”, comparte Mendes. “Es importante el estudio de las Sagradas Escrituras para conocer cuál es el plan de Dios para llegar a la salvación. Que cada católico despierte y ponga su granito de arena y estudie apologética que es lo necesario en este siglo”, concluye Mendes.

 

¿Dónde se reúnen los Apóstoles de la Palabra?

Parroquia Holy Cross, Thornton. Lunes de 7 a 9 p.m.

Holy Rosary, Denver. Martes de 7 a 9 p.m.

Our Lady Mother of the Church, Commerce City. Miércoles de 7 a 9 p.m.

Annunciation, Denver. Viernes de 7 a 9 p.m.

¿Quieres que los Apóstoles de la Palabra vayan a tu parroquia? Llama a José Luis Rojas 719-250-6513.