¿Por qué sigue en restauración la Catedral de Denver?

Sigue en marcha la reparación de la icónica Catedral Basílica de la Inmaculada Concepción

Aaron Lambert

El cardenal J. Francis Stafford describió las torres de la Catedral Basílica Immaculate Conception como símbolos de admiración y fe en el corazón de Denver.

Actualmente, las torres están siendo reparadas y reveladas lentamente mientras se remueven los andamios. Las reparaciones a la icónica iglesia de Denver se están llevando a cabo desde el año pasado, pero aún queda mucho por hacer. Para ser exactos, $2.3 millones en trabajos de reparación.
Aunque la reserva de efectivo de la Catedral y el flujo constante de generosas donaciones continúan financiando la restauración, el padre Ron Cattany habla de la realidad de la situación.

“El dinero se acabará para el primero de abril del próximo año”, dijo.

El presupuesto original para reparar el exterior de la catedral fue de más de $4 millones.

Desde entonces ha sido revisado y reducido a $3.8 millones. Hasta la fecha se han gastado $1.5 millones en trabajos de reparación; solo los andamios costaron $985,000.

Mientras se van removiendo los andamios, se puede admirar desde la avenida Colfax la recién tallada piedra gótica y la piedra caliza barnizada. Aunque la magnificencia de la restauración no puede ser vista en detalle desde la calle, el trabajo que ha hecho Lawrance Holland y su equipo de 11 personas con Summit Sealants es asombroso.

La catedral no se ha visto tan prístina en quizás 105 años.

Todo comenzó con un racimo de uvas

El pasado mes de marzo un racimo de uvas de piedra cayó desde arriba de las Puertas Sagradas. Luego de una inspección a fondo, se determinó que todo el exterior de la catedral estaba en grave necesidad de una reparación.  Entonces, ¿Qué paso después de todos estos años?

September 28, 2017 Rev. Ron Cattany tours the repairs and refurbishment to the spires and facade of the Cathedral Basilica of the Immaculate Conception during the halfway point of the removations.

 

El impredecible clima de Colorado es muy duro para este tipo de edificios, explico Holland. La catedral, en el lapso de sus 105 años de existencia, no ha sido inmune a problemas causados por los ciclos de congelación y descongelación, y las temperaturas extremas.

“[La catedral] se ha autodestruido, como todos los edificios en Colorado”, dijo Holland. “Estos edificios se expanden y se contraen y por lo tanto tienden a desmoronarse”.

Descubrieron que las piedras en la parte superior de la Catedral tenían varillas de hierro suaves que las mantenían en su lugar, las cuales se corroyeron con los años y creció en tamaño.

Este crecimiento al pasar del tiempo emite una fuerza suficientemente fuerte como para partir una piedra, lo que les sucedió a muchas de las piedras en las torres. Una de las formas en las que están tratando de controlar este efecto por los próximos 100 años es implementando un programa de mantenimiento.

El mantenimiento es una parte importante de las reparaciones de emergencia como esta.

“Para mitigar esto en el futuro, hemos instalado soportes de cobre cubiertos en plomo, que son permanentes”, afirmó Holland. “Los hemos agregado en los lados traseros de la fachada en todas esas áreas que tienden a albergar hielo y nieve y causan estos enormes daños que hemos visto”.

September 28, 2017 Rev. Ron Cattany tours the repairs and refurbishment to the spires and facade of the Cathedral Basilica of the Immaculate Conception during the halfway point of the removations.

 

Holland ha logrado reducir costos al tener un tallador de piedra de tiempo completo para esculpir piedras de reemplazo o reutilizar algunas de las dañadas. Debido a la naturaleza delicada y especializada del tallado en piedra, una piedra puede costar miles de dólares para ser tallada. Aun así, tener un tallador en el sitio reduce los costos asociados los contratos a terceros.

“Al tenerlo [la persona especializada en trabajos de piedra] en el lugar todo el tiempo, no pagamos tarifas astronómicas”, dijo Holland. “Son costos razonables, solo que son altos. La restauración de piedra es extremadamente costosa. Hay muy pocas personas que se dedican a esto”.

Invirtiendo en el futuro

Las reparaciones comenzaron en la parte superior de la punta de la catedral y están bajando. Casualmente, la mayor parte del trabajo se ha hecho en esta zona.

“Los 20 pies de la parte superior [de las torres] han sido remplazados completamente con piedra nueva y reciclada con conexiones de acero inoxidable de alta calidad que no se corroe”, dijo Holland. La buena noticia es que mientras continúan descendiendo, las reparaciones de piedra se vuelven más mínimas.

“Estamos siendo muy optimistas en que no vamos a gastar miles de dólares en tallado de piedra”, apunto Holland.

Aunque ha habido algunos retrasos en el trabajo, incluyendo problemas con el vandalismo, el padre Cattany dijo que no es gran problema.

September 28, 2017 Rev. Ron Cattany tours the repairs and refurbishment to the spires and facade of the Cathedral Basilica of the Immaculate Conception during the halfway point of the removations.

“Este es uno de esos casos en que lo haces una vez y lo haces bien”, aclaró.  “Ha habido novias que están decepcionadas porque no pueden tomarse fotografías en escalinatas frontales de la Catedral, pero el asunto es que esto se debe hacer bien”.

La catedral no es solo la iglesia madre de la Arquidiócesis de Denver, si no que además forma parte de la historia de Colorado. Sirve a cientos de miles de personas cada año, ya sea por sus esfuerzos comunitarios de evangelización o simplemente por ser un lugar hermoso para visitar, y porque no tiene un gran número de feligreses registrados, financiar proyectos como esta reparación de emergencia puede ser difícil.

El edificio tiene 105 años, y el padre Cattany insta a aquellos en la arquidiócesis para quienes la Catedral significa algo, considerar invertir en el futuro de esta para que pueda permanecer como la iglesia madre de Denver por muchos años más.

“Es un buen vistazo a la realidad de un edificio de 105 años que, de una manera maravillosa, ha sido y está siendo muy bien utilizado”, dijo el padre Cattany. “[Tenemos] que mantenerlo funcional, [lo] necesitamos evangélico en términos de servir a la gente y [debemos] mantenerlo a salvo para que las personas se sientan cómodas de venir aquí”.

Un vistazo a algunos de los daños
Si bien, ésto de ninguna manera es una extensa mirada al daño que ha sufrido la Catedral a lo largo de los años, aquí hay algunas áreas problemáticas que han descubierto.

September 28, 2017 Rev. Ron Cattany tours the repairs and refurbishment to the spires and facade of the Cathedral Basilica of the Immaculate Conception during the halfway point of the removations.

Grietas
Gran parte de la piedra en el exterior se ha roto con el transcurso de los años debido a los rápidos ciclos de congelación y descongelación, como se puede ver aquí en esta pieza.

September 28, 2017 Rev. Ron Cattany tours the repairs and refurbishment to the spires and facade of the Cathedral Basilica of the Immaculate Conception during the halfway point of the removations.

Corrosión

Esta pieza de la torre es un ejemplo de cómo las varillas corroídas han causado que muchas piedras se partan desde adentro hacia afuera, haciéndolas muy inestables.

 

September 28, 2017 Rev. Ron Cattany tours the repairs and refurbishment to the spires and facade of the Cathedral Basilica of the Immaculate Conception during the halfway point of the removations.

Descoloramiento
Parte de la riqueza del color de la piedra se ha desvanecido a lo largo de los años, por lo que parece muy gastada. Holland y su equipo lo remediarán utilizando un producto llamado tierra líquida que devolverá la vida a la piedra.

 

SIDEBAR: Los números de la catedral (analmente)
Funciones litúrgicas

Misa diaria: 23,400 personas
Misas semanales: 70,000 personas
Confesiones: 1000 horas
Bodas: 32
Funerales: 18
Bautismos 37
Alcance comunitario
Gente de Capitol Hill (sándwiches de desayuno, despensa de alimentos): 39,000 personas atendidas

Visitantes (Sin Misa/Confesiones): 38,000 personas

 

Trabajo de la fachada exterior
Presupuesto corregido: $3.8 millones
Pagado hasta la fecha: $1.5 millones
Trabajo restante: $2.3 millones
Contribuciones recibidas: $163,000

 

 

Próximamente: Nuevas tragedias, nuevos héroes

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

Las malas noticias, como la del tiroteo en la escuela Marjory Stoneman Douglas de Parkland en Florida el pasado 14 de febrero, siempre traen historias de humanidad, heroísmo, acciones rápidas y solidarias que sorprenden y que reflejan la bondad en algunas personas quienes en cuestión de segundos se olvidan de sí y que son capaces de dar la vida para que otros no mueran.

A veces se vuelve incluso un lugar común que, tras un tiroteo haya una o dos historias de personas que se inmolaron y que se metieron en el fuego cruzado para salvar vidas y terminaron muriendo ellos.

Y creo que, más que recursos periodísticos para seguir dándole vuelta a la misma noticia trágica y sacar, al menos algún ángulo positivo después de un acto de tanta maldad, aquí se trata de ver cómo ante el pánico que genera un repentino tiroteo, hay quien, sin pensarlo reacciona casi instintivamente para salvar vidas a costa de la propia.

Es el caso de Aaron Freis, un entrenador de futbol de 37 años y ex alumno de esta escuela secundaria. Un estudiante declaró a Fox news que Freis “Se puso en medio de un par de personas y los protegió. Las balas le cayeron a él y con seguridad salvo sus vidas”.

La portavoz del equipo de futbol Denise Lehtio dijo que “murió de la misma manera como vivió – se puso a él en un segundo lugar”, luego lo describió como “un alma noble, un buen hombre”. Hoy Freis hace parte de la lista de víctimas pero quizás esta lista hubiese sido más numerosa si él no hubiera tomado la decisión instantánea de protegerlos e inmolarse por ellos.

El profesor de geografía Scott Beigel, 35 años también murió para salvar a varios alumnos cuando, en medio del tiroteo, abrió la puerta del aula para permitir que los estudiantes que huían de las balas entrasen al salón y se protegieran. Así ocurrió. Solo que él no logró cerrar la puerta y el joven atacante Nikolas Cruz lo sorprendió y le disparó. Así Beigel terminó siendo una víctima más. “Estoy viva gracias a él”, dijo una estudiante al programa Good Morning America.

Los actos de maldad de un atacante desquiciado contrarrestan con las acciones nobles de quienes aman tanto la vida que deciden sacrificarse por ella. Son historias que conmueven, que nos hacen preguntarnos qué hubiésemos hecho en su lugar y que nos permiten ver que la verdadera humanidad se manifiesta en actos de heroísmo que están presentes no solo en las películas de ficción sino en tantas almas nobles que, después de muertos, salen del anonimato para darnos lecciones de grandeza.