“Si salvamos a la familia, salvamos a la Iglesia”

Martín y Lizzy Valverde hablan de la necesidad de familias y matrimonios sólidos

Lara Montoya

El Pueblo Católico, conversó con el reconocido cantante Martín Valverde y su esposa Elizabeth Watson, psicóloga y consejera familiar. Ambos estarán a cargo de las ponencias principales en la Conferencia Viviendo la Fe Católica que se llevará a cabo el próximo 15 de Marzo en las instalaciones del Colorado Convention Center.

En la entrevista, la pareja comparte sus experiencias como evangelizadores, ofrecen claves para fortalecer las familias y nos dan un adelanto de su presentación en la conferencia arquidiocesana.

EPC: Sabemos que ambos están muy involucrados en la misión de evangelización, ¿han tenido antes la oportunidad de evangelizar como pareja?
Evangelizar como pareja es nuestro llamado, eso siempre lo hemos peleado. De hecho nos conocimos en medio de una misión evangelizadora hace casi 30 años. Llevamos ya varios años haciendo, como actividad alternativa a los conciertos, las charlas y los talleres para matrimonios y parejas, y nos alegra ver los frutos al interno y al externo, así es cuando las cosas son de Dios.


EPC: Lizzy, desde tu experiencia como consejera matrimonial ¿cuáles son las dificultades más grandes que las parejas enfrentan hoy?
El reto más importante tiene que ver con el aprender a construir intimidad.  Al interior de ti mismo y con tu esposo(a).  Al fortalecer el vínculo de pareja- por encima del trabajo, de la familia de origen y aún de los hijos- se fortalece el núcleo mismo de la familia.

Esto es urgente en una sociedad tan despersonalizante. Es algo más que habilidades de comunicación, de escucha, de encontrar el propio ritmo como pareja para ser equipo. Todas estas habilidades siempre ayudan y se deben desarrollar; pero no son todo si no van envueltas en honestidad, respeto y empatía. El reto es aprender a relacionarte con tu pareja desde el amor maduro, desde el respeto profundo y el reconocimiento del otro diferente a ti, con su propio llamado y necesidades, para lograr, desde ese reconocimiento de la persona, un “nosotros”, un proyecto en común.

EPC: ¿Y cuáles son los retos de las familias?
El amor no tiene nada que ver con el control. El desafío hoy en día es lograr este profundo respeto por la persona humana, desde el reconocimiento de sus diferencias.  Nuestros hijos, aun siendo pequeñitos tienen una dignidad que debe ser valorada, no deben ser sobreprotegidos o dejarlos crecer sin límites, pero tampoco sobre exigidos de tal manera que se ahogue su personalidad verdadera.  No es meter a la fuerza al otro (llámense hijos o pareja) en un patrón o una norma preestablecida.  Dios nos ha llamado para crecer en el amor.  Crecemos al integrar nuestras diferencias. Dios nos ha dado los dones que necesitamos para cumplir la misión a la que hemos sido llamados. La familia es el laboratorio divino donde se practican esos dones y virtudes con los que podemos crecer y desarrollarnos a plenitud. Y nos toca a nosotros papás modelar el cómo y aprender a crecer también con nuestros hijos.

EPC: Martín, tu apostolado principal son los conciertos evangelizadores, es más hace poco te tuvimos en Denver ¿Qué debe esperar el público de Colorado en esta oportunidad?
La pregunta es buena, porque no falta algún despistado esperando el momento del concierto y hasta lo reclama si no lo ve,  y pues no, no es concierto. Lo que sí van a descubrir es uno de los secretos más importantes de mi apostolado: la participación directa de Lizzy en todo esto. Mi parte es la música, (o sea que música va a haber, no se aflijan), el humor, y el resumen del tema. La parte de Lizzy es el contenido, el conocimiento, y la aplicación probada y efectiva de lo que comparte en sus charlas, dado su constante trabajo con matrimonios en su consultorio todas las semanas.

EPC: Ustedes hablarán del reto de vivir en familia y de la participación de la familia en la misión de la Iglesia. ¿Qué nos pueden decir al respecto?
Para resumírtelo al máximo, te recuerdo el dato que las vocaciones, sean las que sean, inclusive las sacerdotales, no vienen, ni salen en las cajitas de los cereales, son fruto directos de las familias, de ahí que a veces hemos fallado en el diagnóstico y en el medicamento. Pues hablamos de crisis pero nos vamos a los síntomas, no a las causas, y sin mucho que calcular, si la institución de la familia está mal, todo lo demás lo está, y eso incluye a la Iglesia. Con la gran ayuda del Papa Francisco se ha ido entendiendo que una cosa es la institución con todos sus formatos y deberes, y otra el Cuerpo de Cristo, en donde TODOS somos Iglesia, no unos cuantos con la autorización de serlo. Ambos retos, el de ser familia, y el de nuestra misión como familia tienen el mismo tratamiento y la misma aplicación. Cuando se pelea por ser familia, entonces se pelea por ser Iglesia.

EPC: ¿Por qué las familias de Denver deberían asistir a esta conferencia?
Porque es un regalo para las familias, porque nunca es tarde, porque todo lo que ayude a la pareja es Dios actuando, porque no existe el matrimonio que no tenga necesidad de una herramienta, es un recibir juntos. Porque habría que estar miope al punto de ceguera y no ver la lucha que pasan las parejas hoy, hay una crisis y se debe de aprovechar para fortalecer la relación de los matrimonios, y estas conferencias no sólo hacen bien, multiplican el bien que se puede hacer. Si salvamos la Familia, salvamos la Iglesia.

 

Si desean mayor información sobre la conferencia, pueden comunicarse con María Ramírez al 303.715.3247 ó Maria.Ramirez@archden.org

 

Próximamente: Denver Catholic recibe doce premios de periodismo y dos menciones honrosas

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

El periódico Denver Catholic en sus versiones en inglés y español (esta última se llamó hasta el pasado mes de marzo El Pueblo Católico) fueron galardonados con doce premios otorgados por la Catholic Press Association, dentro de la Catholic Press Conference que se realizó en Quebec, Canadá del 20 al 23 de junio.

 

Estos fueron los premios recibidos:

Primer puesto:

Mejor reportaje gráfico: “Cathedral Ordination” de Andrew Wright.

Mejor fotografía: “Bishops” de Andrew Wright.  El CPA reconoció la “perspectiva única y el uso del color y de su estilo”.

Mejor rediseño: Para Karna Swanson, Andrew Wright, Joshua Karabinos, Michael O’ Neill, Filippo Piccone y Aaron Lambert. El rediseño del Denver Catholic, “ofrece una nueva forma del periódico y una manera de enganchar mejor al lector”.

Mejor cubrimiento de la canonización de la Madre Teresa.  Con el artículo “Little Spirit, Giant Woman”, y el trabajo en equipo realizado por Karna Swanson, Andrew Wright, Aaron Lambert, Filippo Piccone y Carmen Villa.

Mejor reportaje de celebración de sacramentos.  Con el artículo “Be Simple. Be One”, de Karna Swanson. “La autora ha hecho un gran trabajo tratando el mensaje del papa a las parejas locales” y lo calificó como “interesante y fácil de leer”.

Segundo puesto:

Mejor reportaje sobre las familias: Con el artículo “Consejos del Papa a las mamás” de Carmen Elena Villa, el cual fue catalogado como “una corta y franca presentación sobre la Amoris Laetitia y sobre las posiciones del Papa con respecto a las familias”.

Mejor cobertura al viaje del Papa Francisco a México:  Con el artículo: “Cruzarán la frontera para ver al Papa” de Carmen Elena Villa, el cual destaca los esfuerzos de algunos fieles que viajaron por tierra desde Colorado hasta Ciudad Juarez para participar de las actividades presididas por el Papa Francisco. Según la CPA el artículo “captura maravillosamente la emoción del momento”.

Mejor cobertura a la Jornada Mundial de la Juventud en Carcovia: El CPA elogió el trabajo realizado por el arzobispo de Denver Samuel Aquila, Lara Montoya y Carmen Elena Villa, el cual incluyó una columna, un artículo de entrevistas a los peregrinos que viajaron desde Denver y un artículo de análisis sobre las palabras del Papa Francisco a los jóvenes.

 

Tercer puesto:

Mejor cobertura a las elecciones: Con el artículo “Voting in Good Faith” y la cobertura y análisis realizados por el arzobispo Samuel Aquila, Karna Swanson, Andrew Wright, Aaron Lambert, Filippo Piccone y Roxanne King.

Mejor cobertura al año de la Misericordia: Con el artículo “Lo que Dios ha unido, ningún hombre lo separe” de Carmen Elena Villa y Mavi Barraza, sobre la historia de 13 parejas que vivían en unión de hecho y decidieron casarse por la Iglesia en el Año de la Misericordia.

Mejor reportaje sobre deportes: “Atletas olímpicos que manifestaron su fe cristiana” de Clemente Carballo, el cual destaca “el gran esfuerzo investigativo que va más allá de Estados Unidos”.

Mejor tratamiento a la vocación sacerdotal: Para el artículo “Un sacerdote es lo que es por Jesucristo” de Carmen Elena Villa, el cual presenta un “perfil excepcional del obispo Jorge Rodriguez” que provee una mirada “desde las etapas tempranas de su vida, con citas inspiradoras acerca de la fe y el servicio”.

El periódico Denver Catholic recibió además una mención honrosa en la categoría “Periódico del año” por el trabajo que realiza su equipo para informar y ofrecer artículos de calidad a los lectores del norte de Colorado y otra más con el reportaje “Millennial Catholics: Here to Stay” por Karna Swanson, Andrew Wright, Melissa Keating y Filippo Piccone.