¡Recuperemos el sentido de la celebración!

Arzobispo Aquila

Con el número, cada vez más grande de días dedicados a celebrar varios eventos, la Iglesia nos presenta el Adviento como un tiempo de preparación que puede ayudarnos a recuperar el verdadero sentido de celebración.

Hace más de 100 años, nada menos que Friedrich Nietzsche, un escritor crítico de los valores tradicionales advirtió que la gente estaba perdiendo la habilidad de celebrar de manera auténtica. “El truco no es organizar una fiesta”, dijo, “sino encontrar gente que pueda disfrutarla, dijo.

Como sociedad, hemos encontrado muchos motivos para celebrar. Hasta el punto que un comercializador digital creó un sitio denominado “Days of the year” https://www.daysoftheyear.com/ (en español “Días del año” para realizar un seguimiento de todo, desde el Día del hilo dental hasta cosas más serias, como el mes de la herencia indígena.

Y esta ráfaga de celebraciones es amplificada con publicaciones en las redes sociales, “me gusta” y “compartir”, pero a veces tenemos la dificultad de para dar razones convincentes para conmemorar cosas como el “Día del aprecio por la ardilla”.

Como cultura, necesitamos recuperar las razones por las cuales celebramos y festejamos, y estas deben empezar con uno de los eventos más importantes de la historia humana, el momento en el que Dios entró a la historia como hombre. Por esta razón celebramos la Navidad.

Celebrar verdaderamente algo, de acuerdo con el teólogo y filósofo Josef Pieper, implica mucho más que el hecho de pasarla bien. Implica participar en “la máxima perfección a la que el hombre puede llegar … la participación de la plenitud máxima que la vida tiene para ofrecer”. En otras palabras, a través de nuestra celebración, nosotros conectamos y expresamos nuestra nostalgia por lo eterno, para estar con Dios quien es amor, verdad y misericordia por toda la eternidad.

Pieper explica en su libro “Una teoría de la fiesta” qué celebrar significa “vivir, para alguna ocasión especial y de manera poco común, el asentimiento universal al mundo en general”. “Y el asentimiento más radical al mundo y a la creación”, dice, “es alabar a Dios por ello, reconocer el don y la belleza de la creación”.

El Papa Francisco se refirió al tema de la celebración en una serie de reflexiones sobre la familia, realizadas en el año 2015. Durante su Audiencia General el pasado 12 de agosto, el Santo Padre definió la celebración como “mirada amorosa y agradecida por el trabajo bien hecho; celebramos un trabajo…  es el tiempo para mirar nuestra casa, a los amigos que hospedamos, la comunidad que nos rodea, y pensar: ¡qué bueno! Dios lo hizo de este modo cuando creó el mundo. Y continuamente lo hace así, porque Dios crea siempre, también en este momento”.

Hemos celebrado el día de Acción de Gracias. Para mucha gente, estos días de vacaciones se han enfocado en la familia, la comida, la bebida y en el entretenimiento más que en la razón para celebrar: Dar gracias a Dios por los bienes que nos provee en este año. Pero si podemos re conectarnos con las razones por las cuales celebramos, vamos a experimentar una alegría mucho más profunda y auténtica.

El tiempo de Adviento, que comienza el 3 de diciembre, nos ayuda a dirigir nuestros corazones y nuestras mentes hacia el gran don de la venida de Cristo en y su eventual segunda venida, cuando la nostalgia de toda la creación por la eternidad sea satisfecha.

El Papa Francisco ha notado que la familia “está dotada de una competencia extraordinaria para entender, dirigir y sostener el auténtico valor del tiempo de la fiesta. ¡Qué bonitas son las fiestas en familia, son bellísimas! Y en particular la del domingo”.

Algunas de las maneras en que las familias y los individuos pueden prepararse para celebrar con alegría puede ser usando una corona de adviento, celebrando la fiesta de San Nicolás, bendiciendo el árbol de navidad o recitando las “Antífonas de la O” (que están presentes en el oficio de las Vísperas del 17 al 23 de diciembre y en la Novena de Aguilandos que se reza del 16 al 24 de diciembre n.d.t), celebrando las fiestas marianas de la Inmaculada Concepción, Nuestra Señora de Guadalupe y Nuestra Señora del Nuevo Adviento y haciendo sacrificios en búsqueda del beneficio espiritual. Todo esto nos guiará a tener un encuentro más profundo con Cristo Jesús.

Durante esta temporada, exhorto a cada uno a redescubrir las razones por las cuales celebramos, las cuales nos abren a lo trascendental y nos ayudan a convertirnos en gente que puede auténticamente disfrutar de estas fiestas.

 

 

 

Próximamente: La marcha pro-vida 2018 compartirá la alegría de la vida

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

Por: Roxanne King

Te invitamos a marchar en apoyo al movimiento de derechos civiles más vital que existe al momento, y lo único que necesitas es llevar tu alegría.

Ese es el mensaje de la marcha y la manifestación Celebrate Life 2018 organizada por la oficina de Respect Life (respeto a la vida) de la Arquidiócesis de Denver.

Con el tema “Trae tu alegría”, el evento anual, que se llevará a cabo el 13 de enero a las afueras del Capitolio de Colorado, es una muestra de unidad y solidaridad con el derecho de la vida.

Todos están invitados a ser testigos de la santidad y del valor de la vida humana en cada edad y etapa.En años pasados la cifra de asistentes ha llegado a 3 mil. Los participantes se congregarán en las escalinatas al oeste del Capitolio a la 1 p.m. antes de comenzar la marcha por el vecindario de Capitol Hill, que estará acompañada de varios grupos musicales

Entre los oradores están el arzobispo de Denver Samuel J Aquila, el ordenado ministro Presbiterano y presidente de Colorado Christian University, Don Sweeting y una hermana de la comunidad Sisters of life. También estará la coordinadora regional de Studens for Life of America Bethany Janzen, y el párroco de la Iglesia de los Todos los Santos, Monseñor Peter Quang Nguyen.

La música estará a cargo del popular artista Matt Miller y del coro del Seminario Teológico St. John Vianney. El maestro de ceremonias será Chris Stefanick, fundador de Real Life Catholic.

Según Grandon la celebración pretende construir puentes entre aquellos pro-vida hispano y angloparlantes en la Iglesia Católica y también con los [hermanos] protestantes.

Antes del evento el arzobispo Samuel Aquila presidirá una Misa a las 11:30 de la mañana en la Catedral Basílica Immaculate Conception. También se celebrarán simultáneamente Misas en otras seis parroquias (ver información al finalizar el artículo).

Las manifestaciones estarán acompañadas por una banda de mariachis y matachines, cuya danza ritual representa la victoria del cristianismo sobre el paganismo.

La marcha será liderada por Endow, un apostolado con sede en Denver que se dedica a estudiar las enseñanzas de San Juan Pablo II sobre la mujer.

“No te sientes en tu casa con apatía”, instó Grandon, señalando que se ha proporcionado a las familias una lista de cosas divertidas que hacer en Denver en RespectLifeDenver.org. “¡Ven a la marcha y quédate por la diversión!

“Al ver a todos los diferentes grupos, la gente se preguntará: ¿quiénes son? ¿De qué se trata todo eso?”, añadió. “Es poderoso el mostrarse sin vergüenza alguna, todos juntos y decir que cada vida que Dios ha creado tiene valor y dignidad”.

 

CELEBRATE LIFE 2018

Que: Marcha y manifestación Pro-life

Cuando: 13 de enero del 2018

Dónde: Escalinata oeste del Capitolio de Colorado 200 E. Colfax Blvd., Denver

Misas: Presidiendo el evento en parroquias del centro de Denver – 11:30 a.m. Catedral Basilica Immaculate Conception; o a las 11 a.m. en Holy Ghost o St. Elizabeth of Hungary, o en español en Annunciation, Our Lady of Guadalupe (presidida por el obispo Jorge Rodríguez), Sacred Heart o St. Joseph. Información: RespectLifeDenver.org o (720) 799-9299

 

Traducido del original en ingles por Mavi Barraza.