Colombianos en Denver opinan sobre la visita del Papa a su país

Carmen Elena Villa

¿Qué esperas de la visita del Papa a tu país? Fue la pregunta que hicimos algunos colombianos residentes en el norte de Colorado, quienes nos compartieron sus expectativas sobre el viaje del Vicario de Cristo, el cual marcará sin duda un hito en este país. 

Hermana Martha López

“En momentos de la historia de nuestra patria es muy significativo que el Papa, siendo el primer papa hispano, visite nuestra patria que acaba de vivir años de guerra. Como religiosa espero que sea una motivación para nuevas vocaciones. Para que los sacerdotes que han pasado por distintas crisis a diferentes niveles puedan motivarse y ser lo que deben ser hoy en el mundo y en la Iglesia”.

 

Tatiana Santa

“Para mí la visita del Papa es una gran expectativa que tiene el pueblo colombiano, que los colombianos nos sintamos fortalecidos, porque esta visita nos da paz, tranquilidad y unión en cuanto a la crisis que hay en este país. Él quiere solidarizarse con nuestro pueblo en todos los conflictos que se están viendo y para lograr la paz que tanto hemos querido”.

 

Martha Vargas

“La visita del Papa a Colombia es muy significativa pues es el primer papa que conoce nuestra cultura de cerca. El viene de una cultura europea, de padres italianos. También en Latinoamérica ha podido ver toda nuestra miseria y problemas. Eso lo ha hecho solidarizarse con los colombianos y pedir esa paz que nosotros por tantos años no la vimos”.

 

Padre Carlos Bello

“Hace dos meses estuve en Colombia y vi cómo la gente necesita ese espíritu de reconciliación que solo el Señor nos puede dar. De lo contrario la paz firmada recientemente con la guerrilla no podrá ser posible. La visita del Papa traerá la presencia del Señor para aquellos que estén abiertos de corazón porque es una gran motivación para que las personas empiecen este camino de reconciliación”.

 

Joaquín Contreras

“El Papa va a llevar un mensaje de amor, fe y tolerancia a nuestra sufrida patria. Además como él es vicario de Cristo, nos muestra el camino y la manera de llegar a una verdadera paz espiritual”.

Soraya González

“Espero que la visita del Papa Francisco sea como agua fresca en un momento de sequía que pasa el país. Temo que la paz firmada en Colombia sea superficial y temporal. La paz verdadera es con Cristo y eso sea lo que le pueda transmitir a los demás. La visita del Papa es una ayuda para que el país reciba un mensaje nuevo”.

Próximamente: ¿Qué tan fieles son las series de la Biblia?

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

Respuesta a la pregunta formulada por la lectora Dora Alfaro

Durante estos últimos meses en las cadenas de televisión en español se han estado transmitiendo series relacionadas al libro del Éxodo de las Sagradas Escrituras. Me refiero concretamente a la serie de TV sobre Moisés y luego la serie sobre Josué (La Tierra Prometida). La gente se pregunta ¿qué tan fieles son estos programas a la verdad contenida en la Biblia?

De acuerdo al contenido de la Biblia, Dios desea que crezcamos en el conocimiento de su voluntad (Ef 5,17; 2 Pe. 3,18). Para esto tenemos el ejemplo de Jesucristo (1 Pe 2,21), el cual vino a esta tierra para un propósito especial: Hacer la voluntad de Dios (Hch 10,7). Cada uno de nosotros hemos sido capacitados por Dios para poder llevar acabo su voluntad por medio del estudio de su Palabra (Hch 13,20-21). Hablar conforme a las palabras de Dios significa que se analizará el texto correctamente, poniendo atención a todos los detalles de información que el texto provea. Por lo tanto, Dios desea que se conozca su voluntad y conociendo su voluntad ponerla en práctica en la vida diaria.

Interpretar la Biblia es algo de suma importancia. Si no se pone atención a ciertos principios de interpretación uno terminará torciendo la Biblia, quiere decir, ya sea por ignorancia, o por voluntad propia, ya que ambos casos suelen suceder. Existen ciertos grupos que “usan” la Biblia para sus propios intereses, tomando pasajes de las Escrituras, en este caso para lucrar con ellos, interpretan la Biblia no conociendo los principios de la exégesis o de la hermenéutica para que se pueda interpretar la Biblia de una manera correcta, de acuerdo a la inspiración que el Espíritu Santo infundió al escribirla.

Lo que estas series de TV han hecho es tomar los pasajes de la Sagrada Escritura y plasmarlos en un forma novelesca y romántica, y aunque tienen algunos elementos en común con las Sagradas Escrituras, en otros los alejan de la verdad esencial de la Revelación presente en la Palabra de Dios, creando más bien una novela (de “amor”) y no exponiendo la verdad revelada por Dios para la salvación de los hombres.

La difusión de estos programas puede que se hayan regido por los intereses económicos y no por un dar a conocer las Sagradas Escrituras como fuente de vida. Los productores de estas series televisivas no han usado la exégesis que es la herramienta para la explicación o la interpretación de un texto o pasaje bíblico con la aplicación seria y formal de los principios y reglas para llegar a la interpretación de las Sagradas Escrituras tales como el análisis histórico, el autor, los posibles lectores, la fecha de composición, el escenario, el propósito del autor, las influencias culturales y sociales. El análisis literario es el análisis de los diferentes géneros literarios presentes en el texto. Hay que prestar atención al contexto, es decir al texto en sí mismo y al entorno, el contexto inmediato del texto se refiere a los versículos/párrafos, a capítulos e incluso al libro entero al que pertenece. Tenemos la responsabilidad de no agregar más de lo que el texto nos dice, dándole una interpretación que el texto no provee.

Podemos deducir de lo anterior que no se debe dar crédito a lo que se presenta en estos programas de televisión y solo se podría tomarlos como fuente de “entretenimiento” que no es fiel a lo que la Biblia nos enseña, como unas novelas más que no tienen nada que ver con la Voluntad de Dios para nuestras vidas, que obedecen a propósitos económicos y no siguen el plan de salvación que Dios tiene para los hombres.