Papa Francisco cumple 80 años

archden

Como reconocimiento al Papa Francisco y en homenaje por su vida, les hemos preparado esta biografía.

Jorge Mario Bergoglio nació en Buenos Aires, Argentina el 17 de diciembre de 1936. Sus padres eran inmigrantes de Piemonte, Italia. Se diplomó como técnico químico, y luego descubrió su llamado a ser sacerdote e ingresó al seminario diocesano de Villa Devoto. El 11 de marzo de 1958 pasó al noviciado de la Compañía de Jesús. El 13 de diciembre de 1969 recibió la ordenación sacerdotal de manos del arzobispo Ramón José Castellano y en 1973 emitió su profesión perpetua en la Compañía de Jesús. El 20 de mayo de 1992 el Papa Juan Pablo II lo nombró obispo auxiliar de Buenos Aires y fue ordenado obispo el 27 de junio del mismo año de manos del cardenal Antonio Quarracino, arzobispo de la capital argentina. En 1997 fue nombrado arzobispo coadjutor de Buenos Aires y al año siguiente sucedió al cardenal Quarracino como arzobispo de la capital argentina y primado de este país. El 21 de febrero de 2001 el Papa Juan Pablo II lo crea cardenal.

Fue presidente de la Conferencia Episcopal Argentina durante dos períodos y en diciembre de 2011, al cumplir 75 años de edad, presentó su renuncia al cargo de arzobispo por límite de edad, pero el Papa Benedicto XVI no la aceptó.

Bergoglio fue conocido en su país por llevar una vida muy austera. Vivía solo en un departamento sencillo y fue un enérgico defensor de los argentinos durante la crisis económica y social que en el año 2001 derivó en la renuncia del entonces presidente Fernando de la Rúa.

Su proyecto como arzobispo de Buenos Aires se basó en cuatro pilares: comunidades abiertas y fraternas; protagonismo de un laicado consciente; evangelización dirigida a cada habitante de la ciudad; asistencia a los pobres y a los enfermos.

En abril de 2005, participó en el cónclave en el que fue elegido pontífice Benedicto XVI.

Fue elegido Papa el 13 de marzo de 2013 tras la renuncia de Benedicto XVI convirtiéndose en el primer Pontífice proveniente de América Latina. Hasta el momento ha escrito las encíclicas Lumen Fidei y Laudato Si. También las exhortaciones apostólicas Evangelii Gaudium y Amoris Laetitia. Ha convocado al Sínodo extraordinario de la Familia que se realizó en los años 2014 y 2015 y al Sínodo sobre los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional que se realizará en el 2017. Convocó al Año de la Vida consagrada en el 2015 y al Año de la Misericordia en el 2016. Tras finalizar este último, publicó la carta apostólica Misericordia et misera en la que, entre otras medidas, dijo que cualquier sacerdote podía absolver el pecado del aborto y que este no estaba reservado solo a los obispos.

Se ha caracterizado por su estilo sencillo y austero. Su mensaje principal se ha centrado en el tema de la misericordia y en la necesidad de una Iglesia de puertas abiertas. Al ser elegido papa decidió continuar viviendo en la residencia de Santa Marta para tener más contacto con los sacerdotes y obispos que se hospedan en este lugar y renunció a vivir en el tradicional apartamento pontificio.

Es autor de los libros Meditaciones para religiosos (1982), Reflexiones sobre la vida apostólica (1986) y Reflexiones de esperanza (1992).

Fuente: www.vatican.va

 

 

Próximamente: Arzobispo a los diáconos: “Hagan que sus matrimonios se destaquen”

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

“Es esencial que sus matrimonios se destaquen”, dijo el arzobispo Samuel J. Aquila a los nueve hombres que fueron ordenados diáconos permanentes el pasado 17 de junio en la catedral basílica Immaculate Conception.

En la misma ceremonia fue ordenado también un diácono transitorio. Se trata de Shannon Thurman quien actualmente está estudiando en el seminario St. John XXIII de Massachusetts para ser sacerdote de la Arquidiócesis de Denver.

Los nuevos diáconos permanentes son: David Arling y Hal Goldwire, ambos del estado de Ohio; Ronald F. Beck, Robert Lanciotti, Ernest Martinez, Darell Nepil, y Pat Travis de Colorado; Geoffrey Bennett de Pensilvania y Greg Perzinski de Wyoming.

“Como diáconos ustedes están llamados a servir de diferentes maneras”, dijo el Arzobispo en su homilía antes de la ordenación. “Recuerden que el matrimonio es su primera vocación y que siempre debe ir primero”.

Monseñor Aquila les hizo un llamado a ser testigos en el mundo “del don y de la bendición del matrimonio”.

El Arzobispo, dirigiéndose a los sacerdotes que estarán trabajando con los diáconos en las parroquias, les alentó a recordar también que los diáconos son hombres casados, con esposa, hijos y nietos”.

“Ellos tienen familia. Tienen responsabilidades. Y uno de ellos es todavía joven y tiene seis hijos”, dijo el Arzobispo refiriéndose al diácono Greg Perzinski de 39 años, quien servirá en la parroquia Michael the Archangel en Aurora.

El Arzobispo dijo también que los diáconos son “testigos en el mundo”.

“Que el Señor cuya palabra es verdad, (…) continúe fortaleciéndolos y continúe guiándolos en su ministerio”, dijo. “Que ustedes continúen abriendo sus corazones, como María, a una mayor receptividad a su palabra”.

“Sepan que María intercede por ustedes todos los días como hijos para llevaros al único hijo, su hijo, Jesucristo. Que su amor por Él continúe aumentando cada día y que ustedes sean fieles siervos de Cristo en la Iglesia”.

Los diáconos se postraron en el suelo ante el altar mientras que el coro y los fieles cantaban la letanía de los santos. El Arzobispo puso sus manos en cada uno de los elegidos y pronunció silenciosamente las palabras de la ordenación. Cada uno fue presentado con los libros del Evangelio  como símbolo de que cada uno está llamado a creer, enseñar y practicar la Palabra de Dios.

¿Qué es el diácono permanente?

Es el primer grado del sacramento del orden. Inferior al de los presbíteros y obispos. Los diáconos asisten al obispo y a los presbíteros en la celebración de los divinos misterios sobre todo de la Eucaristía y en la distribución de la misma. Asisten a la celebración del matrimonio, proclaman y predican el Evangelio, pueden administrar el sacramento del Bautismo, presidir exequias y entregarse a los diversos servicios de la caridad.  Todo sacerdote debe ser ordenado primero diácono transitorio. En cambio, el diaconado permanente puede ser conferido a hombres casados, lo cual constituye un enriquecimiento importante para la misión de la Iglesia.

Fuente: Catecismo de la Iglesia Católica 1569 – 1571.