Nuevos párrocos y vicarios servirán en Denver

Carmen Elena Villa

La arquidiócesis de Denver dio a conocer recientemente los nuevos nombramientos de párrocos y vicarios parroquiales para los próximos seis años, los cuales se harán efectivos a partir del 14 de junio.  Estos son algunos de los sacerdotes que han recibido una nueva misión.

 

Padre Warli de Araujo Castro, párroco de Holy Cross, Thornton.

“Estoy muy contento de que el Señor me haya llamado y enviado a esta nueva misión en una parroquia que tiene un nombre muy importante: Santa Cruz. Yo estoy llamado a servir y dar la vida por la gente que Dios pone delante de mí. También pienso en una frase de San Juan María Vianney: “Solamente un sacerdote enamorado de Dios puede cambiar una parroquia”. La prioridad es que yo esté enamorado de Dios y eso llega a mis feligreses. Pienso en mis pobrezas, mis defectos pero Dios me abrirá nuevos caminos para que yo pueda servir y amar a mis parroquianos de Holy Cross. Es un reto también seguir los pasos del obispo Rodríguez (que fue mi maestro en el seminario) en esta parroquia.

 

Monseñor Bernard Schmitz, párroco de St.  Joseph, Denver.

“Nunca me imaginé que iba a estar en Saint Joseph como párroco.  He conocido la parroquia desde me juventud.  El trabajo con la comunidad hispana es un desafió porque la necesidad es grande. He trabajado con la comunidad hispana como misionero en Colombia por ocho años y aquí en Colorado en parroquias en Greeley, Aurora, Commerce City, Colorado Springs y Longmont. Ellos me han enseñado a ser sacerdote. La comunidad hispana ha tenido un afecto grande en mí vida.  Como no soy yo hispano me toca de responder a ellos no con corazón hispano sino con el corazón de católico o sea con el corazón de la persona que busca el rosto del Señor con ellos”.

 

Monseñor Jorge de los Santos, párroco de Our Lady Mother of the Church, Commer City

Me duele dejar Holy Rosary porque hemos trabajado muy duro y construido una comunidad muy sólida. En lo pastoral es muy activa. Es un reto muy grande ir a Commer City. Necesito de la oración de todos los fieles tanto de Holy Rosary como de mi nueva parroquia y confío en el Señor y que con su gracia me llevará donde Él quiera.

 

Padre José María Quera. Párroco de Saint Clare of Assisi en Edwards.  y misiones en Saint Patrick, MinturnOur Lady of Mt. Carmel, RedcliffVail Chapel.

“Para mi cada nuevo nombramiento como párroco renueva la llamada que un día Dios me hizo como sacerdote misionero, de servir a su Iglesia donde quiera que Él me enviase. Estos 5 años sirviendo en la parroquia de Saint Mary de Rifle me han dado la oportunidad de trabajar con la comunidad hispana atendiendo sus necesidades espirituales, de formación y crecimiento en la fe. También ha sido un tiempo fantástico para crear nuevos  puentes de relación y comunión entre la realidad angloamericana e hispana de la parroquia. En mi nuevo nombramiento como párroco  de Saint Clare de Edwards, Saint Mary de Eagle, y de Saint Patrick de Minturn, espero, con la ayuda de Dios, la de los hermanos sacerdotes que colaboraran conmigo, y las comunidades hispanas presentes en estas parroquias, continuar sirviendo juntos en la gran misión de Evangelización  que Dios nos ha dado en su Hijo Jesucristo. Como decía San Pablo, el amor de Cristo nos urge a anunciar en cada generación su amor infinito. Un amor con poder para sanar las heridas de nuestros corazones y transformar nuestras vidas. Espero que el Espíritu Santo, que ama como solo Dios puede amar, las comunidades de las montañas del “Western Slope”,  nos siga acompañando con fuerza  en esta gran misión”.

 

Padre Mario Ramírez. Vicario parroquial de Ascension

Espero servir en esta parroquia a través de los dones y carismas que Dios me ha dado para transmitir la comunidad hispana porque allí los dos sacerdotes que hay son americanos. Para mí es una alegría poder transmitir la fe de aquello que nos mantiene en común con la tradición no solo del lenguaje sino de la cultura y esto nos puede ayudar a crecer en la misión de buscar la santidad. Sé que en Ascension hay mucho trabajo y que es una parroquia muy activa. Estuve ahí como diacono hace más de doce años.

 

Padre Mauricio Bermúdez. Vicario parroquial de Saint Michael the Archangel 

“Estoy contento de ir a St. Michael. Para mi es otra gran oportunidad para servir a la comunidad y sobre todo para seguir haciendo la voluntad de Dios.”

 

El nombre del nuevo párroco de Holy Rosary será dado a conocer próximamente.

 

A continuación la lista completa de nuevos párrocos y diáconos

Monseñor Jorge de los Santos, nombrado párroco, Our Lady Mother of the Church, Commerce City. Además, seguirá sirviendo como director spiritual en los movimientos que sirven en el ministerio hispano.

  • Padre Warli de Araujo Castro, nombrado párroco de Holy Cross, Thornton.
  • Padre Humberto Marquez, nombrado párroco de John the Baptist Parish, Longmont.
  • Padre Michael Pavlakovich, V.F., nombrado párroco de Christ the King.
  • Padre Jose Maria Quera, nombrado párroco de Clare of Assisi, Edwards; St. Patrick, Minturn; Our Lady of Mt. Carmel, Redcliff; Vail Chapel.
  • Monseñor Bernard Schmitznombrado párroco de   Joseph, Denver.
  • Padre Tomasz Wikarski, V.F., nombrado párroco de Augustine, Brighton.
  • Padre James Baird, nombrado párroco de Martin de Porres, Boulder.
  • Padre Matthew Book, nombrado párroco, Light of the World, Littleton, Colorado.
  • Padre John Hilton, renombrado párroco,  Mary, Aspen.
  • Padre William Jungmann, nombrado párroco, Louis, Englewood.
  • Padre John Paul Leyba, nombrado párroco de la parroquia Frances Cabrini en Littleton.
  • Padre Kenneth Liuzzi, renombrado párroco de Francis de Sales en Denver.
  • Padre Sean McGrath, nombrado párroco de Shrine of St. Anne, Arvada.
  • Padre Edward Poehlmann, renombrado párroco de Presentation of Our Lady, Denver.
  • Padre Rocco Porter, V.F, renombrado párroco de John XIII,Fort Collins.
  • Padre Jerome Rohr, nombrado párroco de Patrick, Holyoke; Christ the King, Haxtun, y  Peter Fleming.
  • Padre Joseph Tran, nombrado párroco de Joseph, Golden.
  • Padre Jeffrey Wilborn, nombrado párroco, Blessed Sacrament, Denver. Además será director espiritual adjunto en el seminario teológico John Vianneya partir del 15 de agosto.

 

Los siguientes sacerdotes han sido nombrados administradores de las respectivas parroquias:

  • Padre Nicholas Thompson Rose of Lima Denver.
  • Padre Adam Slominski, SChr. Joseph (Polish), Denver. Efectivo desde el 31 de marzo.
  • Padre Piotr Mozdyniewicz, nombrado administrador en Holy Trinity, Westminster, Colorado.
  • Padre Gerardo Garcia JimenezSaint Mary,Rifle; Sacred Heart,
  • Vicarios parroquiales
  • Padre Mauricio Bermudez, vicario parroquial de Michael the Archangel, Aurora.
  • Padre Crispin Kibambe, vicario parroquial de Clare of Assisi Edwards: St. Patrick, Minturn; Our Lady of Mt. Carmel, Redcliff.
  • Padre Mario Ramirez, vicario parroquial de Ascension, Denver, Colorado.
  • PadreJosé Saenz, renombrado vicario parroquial de, Immaculate Conception, Lafayette.
  • Padre Franklin Sequeira, vicario parroquial de Augustine, Brighton.
  • Padre Gregory Ames, nombrado vicario parroquial de Spirit of Christ.
  • Padre Albert Berkmans, H.G.N.,vicario parroquial de, Notre Dame, Denver.
  • Padre Matthew Hartley, vicario parroquial de Thérèse, Aurora.
  • Padre Felicien Mbalavicario parroquial de  Mary, Breckenridge y Our Lady of Peace, Silverthorne.
  • Padre Emmanuel Osigwe, vicario parroquial,Cathedral Basilica of the Immaculate Conception.
  • Padre Miljenko Pavkovic, vicario parroquial de Anthony of Padua.

Retiros:

La Arquidiócesis agradece el trabajo y dedicación de algunos sacerdotes que por cuestiones de edad se retiran de sus respectivas misiones:

  • Padre Dennis Garrou.
  • Padre Roger Lascelle.
  • Padre Robert Reycraft.
  • Padre Reinhold Weissbeck.

 

Otros cambios:

  • Padre Daniel Leonard, rector del seminario teológico John Vianney a partir del 1 de junio de 2017.
  • El padre Joseph Domanha sido relevado de su ministerio en la Arquidiócesis para comenzar un período de discernimiento con los Siervos de Jesucristo.
  • Padre Christopher Hellstrom, nombrado director espiritual y encargado del ministerio de la oración de sanación y asistente del ministerio Vita In Ipsoa partir del 15 de agosto de 2017.
  • Padre Daniel McElheron, se le han otorgado facultades en la Arquidiócesis de Denver a partir del 27 de marzo de 2017.
  • Padre Joseph McLagan, nombrado capellán de Holy Family High School. Su residencia estará ubicada en Holy Crossen Thornton.
  • Padre Chad Ripperger, tendrá facultades en la arquidiócesis de Denver a partir del 27 de marzo de 2017.

 

Próximamente: Monseñor Rodríguez habla sobre su primer año como obispo

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

En entrevista con Denver Catholic en Español el obispo auxiliar de Denver monseñor Jorge Rodríguez habla sobre su primer año en el episcopado, sobre las nuevas tareas que ha debido asumir y sobre las reflexiones que le surgen en estos primeros doce meses.

 ¿Cuáles han sido los momentos más destacados en este primer año como obispo?

La ceremonia de ordenación el 4 de noviembre del año pasado, mi visita como obispo a mi diócesis de origen y la celebración con mi familia. También el encuentro con el Papa Francisco el pasado 14 de septiembre.

¿Cómo ha sido para usted esta experiencia de transición de ser párroco de Holy Cross a obispo auxiliar de Denver?

No fue fácil. Como sacerdote uno tiene necesidad de su familia parroquial. Tuve que dejarla y con ella dejar los planes y sueños en que veníamos trabajando. Como obispo el ritmo de trabajo es más intenso que el que tenía en la parroquia, pero muy diverso.

Recientemente fue también nombrado Vicario para el Clero ¿cómo es su experiencia de acompañar a los sacerdotes de la arquidiócesis?

Descubrí que la oficina del Vicario para el Clero incluye mucho trabajo de administración. Mi reto es no dejarme absorber por ella, sino estar disponible y en contacto frecuente con mis hermanos sacerdotes. Gracias a Dios, siempre he tenido mucho aprecio por mis hermanos sacerdotes y me da mucho gusto estar en su compañía. Mi nueva posición me da la oportunidad de transformar la amistad con ellos en servicio y apoyo. Ojalá que ellos también sientan que cuentan conmigo, más como hermano que como un burócrata encargado de supervisarlos. Los sacerdotes, junto con nuestro Arzobispo y nuestros hermanos diáconos, formamos una unidad. Quiera Dios que esta unidad que viene y fue querida por nuestro Señor Jesucristo, pase también por el corazón y la fraternidad.

¿Cómo ve la comunidad hispana en esta arquidiócesis? ¿Qué fortalezas y cuáles aspectos por mejorar?

La veo como un regalo providencial de Dios, como una infusión de vida, de fe, de tradiciones y de alegría en nuestra Iglesia Católica. Los católicos hispanos traen una fuerte devoción a la Eucaristía, a la Virgen María, al Santo Padre. Tienen mucho aprecio por sus sacerdotes y llenan de actividad las comunidades, por medio de los grupos de oración y los movimientos apostólicos.

Pero la comunidad hispana viene a insertarse en la Iglesia Católica que vive en los Estados Unidos y que tiene también su propia belleza y dones. Esto significa que hay que aprender a adaptarse a sus modos organizativos y a su empeño personal y económico con la parroquia. Al venir a los Estados Unidos, los hermanos hispanos se encuentran en un medio diverso, donde la mayoría pertenece a una grande variedad de iglesias protestantes. Por ello es importante que se eduquen en la fe, que conozcan su fe católica para que puedan responder a sus cuestiones y retos. Nuestra comunidad hispana tiene un corazón católico grande, pero necesita crecer en su conocimiento de la fe.

Las estadísticas dicen que solo el 3% de los seminaristas de Estados Unidos son hispanos ¿Cómo incentivar la pastoral vocacional en esta comunidad?

Nos conviene hacer un plan. El plan debe partir de las familias porque está comprobado que las vocaciones sacerdotales suelen venir de familias católicas sólidas y practicantes. Las vocaciones nacen más naturalmente de familias que rezan unidas, que asisten juntos a la Santa Misa los domingos; familias honestas donde se vive la fe y el amor.

Pero también hace falta una pastoral vocacional hecha de oración por las vocaciones sacerdotales y a la vida consagrada; de un programa de retiros, charlas y actividades en las que se presente a los jovencitos y chicas la belleza de consagrar la vida a Dios y al servicio de los hermanos; actividades de servicio a los más necesitados y a los que sufren, donde los jóvenes sientan la alegría del dar y que se ensanchen sus corazones para la donación total. El plan también debería incluir una participación más directa de los párrocos, que son los primeros en descubrir signos de vocación en los jóvenes.

En la vida de hoy se hace más difícil escuchar la llamada de Dios. El ruido del mundo impide que nuestros jóvenes oigan ese susurro en su corazón. Creo que parte del plan sería también encontrar medios para proteger a los jóvenes de la superficialidad y  el egoísmo del mundo, y abrirlos a la vida de oración, a la vida interior y a la apertura al llamado de Dios.

Los inmigrantes afrontan hoy muchos desafíos con el nuevo gobierno y el anuncio de la cancelación del DACA. ¿Qué mensaje podemos darles?

El mensaje de la esperanza. No está dicha la última palabra. Los gobiernos pasan, cambian, rechazan leyes, hacen leyes nuevas, las modifican. Dios es el Señor de la historia y del mundo. Su Palabra nos invita a poner toda la confianza en Él. ¿No nos dijo Jesús que valemos mucho más que los pajarillos y los lirios, que Dios cuida con tanto afecto y atención? ¿Y que no cae la hoja del árbol sin que Dios lo sepa? La vida sigue adelante y nunca hay que renunciar a los sueños. Siempre hay que ser un dreamer en la vida.

¿Qué frutos puede traer el V Encuentro a la pastoral hispana de Estados Unidos?

Creo que el V Encuentro tendrá un primer gran fruto en los que lo están caminando porque cada uno de ellos descubrirá al final del camino, que ahora posee un alma misionera, que está encendida por el amor de Dios. Estos líderes misioneros llevarán el fuego del V Encuentro a sus comunidades. Esto podría convertirse en un gran incendio del fuego del Espíritu, capaz de transformar la Iglesia Católica en los Estados Unidos, pasando de ser una Iglesia encerrada en sí misma a ser una Iglesia misionera.

Otro fruto creo que será darnos cuenta de la fuerza transformante que los jóvenes hispanos poseen en nuestra Iglesia. Ellos tomarán conciencia de su grande protagonismo, y los adultos nos daremos cuenta de la vida y futuro que los jóvenes representan para todos.

Usted estuvo recientemente en Roma en una reunión de nuevos obispos con el Santo Padre ¿Cómo fue esta experiencia? ¿Cuál fue el mensaje del Papa a quienes comienzan en el ministerio episcopal?

Siempre estar en la presencia del Santo Padre te da una emoción especial. Sabemos que es un hombre, pero al mismo tiempo como que nos hace sentir a Jesús, y nos hacer sentir Iglesia. Es un hombre sencillo en sí mismo, sin pretensiones y cercano. Cuando te saluda te mira a los ojos y hace ese momento fugaz muy personal. Cuando lo tuve enfrente aproveché para agradecerle su apoyo a los inmigrantes en los Estados Unidos.

Su mensaje a los nuevos Obispos fue de apertura al Espíritu Santo, que es quien guía a la Iglesia; apertura a nuevos modos, nuevas ideas, nuevas estrategias, evitando la rigidez y cerrazón en esquemas pasados que ya no corresponden a la realidad.