México es el país más peligroso para sacerdotes en América Latina

Mayé Agama

MÉXICO D.F. (ACI/EWTN Noticias).-Un estudio elaborado por la Unidad de Investigación del Centro Católico Multimedial (CCM), que abarca los últimos 23 años, reveló que México es por sexto año consecutivo el país más peligroso para sacerdotes, religiosos y laicos en América Latina.

El estudio detalla por nombres y diócesis, los integrantes del sector que han perdido la vida a causa de la delincuencia común o el crimen organizado. Señala además un dramático aumento de las extorsiones y los atentados, que no sólo dañan a los presbíteros en cuanto al patrimonio, sino que aumentó el riesgo de que pierdan la vida por su labor de difusión del Evangelio.

Según el Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México (SIAME), el análisis abarca los últimos 23 años, donde se tiene registro detallado de 34 asesinatos contra miembros de la Iglesia Católica Mexicana, desde un cardenal, 25 sacerdotes, dos religiosos, cuatro laicos y hasta una periodista católica, mientras que las tendencias del agravamiento de estos fenómenos en México se muestran a la alza, con un incremento de 67 por ciento en el primer año de este sexenio comparado con el mismo periodo de la anterior administración federal.

Esta dramática situación, según el estudio del CCM, coloca a México por sexto año consecutivo en el nada honroso primer lugar en crímenes de odio contra sacerdotes, religiosos y laicos en América Latina. Mientras que de 2010 a la fecha, la extorsión contra el sector creció 39 por ciento, “esto coloca a México como el país latinoamericano más peligroso para ejercer el ministerio sacerdotal”, destaca el análisis.

Durante el año que está por concluir, se tienen 1.465 reportes por intento de extorsión en contra de los agentes de pastoral, obispos y presbíteros, un sustancial incremento sobre los 1,035 reportes del año 2010. También se registra una escalada de intentos de extorsión en parroquias, institutos religiosos y hasta el Seminario Conciliar en la Ciudad de México, detalla este informe del CCM, situación que también se repite en el Interior de la República, así como en casas de migrantes.

Dicho fenómeno de la extorsión contra el sector religioso prolifera aún más en las entidades con mayor incidencia de inseguridad, como Colima, Michoacán, Durango, Tamaulipas, Veracruz, Tijuana, Guerrero, Tabasco, Ciudad de México y Estado de México; en tanto, las amenazas de muerte e intimidación contra religiosos incrementaron alrededor de 119 por ciento con respecto al 2010, lo que se considera un atentado en contra de la fe de los fieles.

Según se informó, la vulnerabilidad que ahora experimentan los agentes de pastoral en México, se debe a que ninguna autoridad los protege en contra de los atentados, especialmente en zonas de alto riesgo, lugares donde prolifera la inseguridad por causa del crimen organizado.

“¿Es posible esto en México? Y la respuesta es: Sí, todo eso y algo más… El balance es crudo… los efectos son de alto costo sin aparente solución, y más aún porque también afecta directamente a la feligresía… hoy más que nunca, se deberá informar puntualmente a la opinión pública, para apremiar al gobierno y a los poderes públicos involucrados, para que ayuden a resolver estos problemas”, expresó el CCM.

Para más información, se puede ingresar a http://www.ccm.org.mx

 

Próximamente: Familia y jóvenes de cara al V Encuentro

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

¿Qué necesidades y desafíos debe atender la Iglesia en la pastoral hispana? Fue la pregunta que respondieron los fieles en el encuentro arquidiocesano que se realizó el pasado 16 de septiembre en la escuela Bishop Machebeuf  de Denver. Estas necesidades serán  presentadas luego en el encuentro regional que se realizará del 23 al 25 de febrero en Phoenix, Arizona y más adelante en el V Encuentro de la pastoral hispana que se llevará a cabo en Grapevine, Texas del 20 al 23 de septiembre de 2018.

El Quinto Encuentro Nacional de la Pastoral Hispana es un proceso de cuatro años que invita a la Iglesia Católica en los Estados Unidos a discernir cómo puede servir mejor a los hispanos y fortalecer su papel como discípulos misioneros.

El encuentro arquidiocesano se realizó en la escuela Bishop Machebeuf el pasado 16 de septiembre. 

Para conocer las necesidades de los fieles, los mismos laicos, delegados de diferentes parroquias, han salido a las calles a realizar encuestas sobre sus expectativas y propuestas para realizar un apostolado más eficaz. Estas han sido presentadas primero en encuentros que se realizaron en diferentes parroquias y luego han sido llevadas y discutidas en el encuentro arquidiocesano.

Los grupos analizaron las encuestas realizadas en las diferentes parroquias de la arquidiócesis de Denver. 

Los fieles expresaron en las encuestas la necesidad de sentirse bienvenidos y bien atendidos por el equipo de la parroquia. También solicitaron una mayor comunicación con los movimientos eclesiales presentes en la arquidiócesis, “ya que algunos piensan que se trata de sectas”, comentó Alfonso Lara, jefe de servicios pastorales del Centro San Juan Diego. Igualmente, destacaron la generosidad de la comunidad hispana y el valor que le dan a la familia. Algunos integrantes sugirieron que la arquidiócesis debería hacer campañas de prevención del consumo de la marihuana.

Los participantes analizaron cada una de las propuestas para mejorar la pastoral hispana en orden de prioridades con el objetivo de llevarlas luego al encuentro regional, en el que participarán 80 delegados de la arquidiócesis y más adelante al encuentro nacional que contará con la presencia de 40 representantes de esta iglesia local.

 

Tareas más urgentes

Dentro de las prioridades expresadas por los fieles, la más alta ha sido la preocupación por las familias. “Los hispanos buscan instancias de pastoral como una verdadera preparación integral para el matrimonio. También  que se atienda a las parejas jóvenes recién casadas. Es necesario hacer una buena transición de jóvenes adultos a parejas de recién casados en las que se sienten las bases para que no haya separación. Los matrimonios necesitan mayor compañía y mejores recursos para superar las crisis que muchos atraviesan”, comentó Alfonso Lara.

El segundo punto de preocupación fue la pastoral con los jóvenes. Especialmente la pastoral vocacional y el acompañamiento a las parejas de jóvenes adultos que quieren contraer matrimonio. “Muchos padres de familia buscan se atiendan cuestiones de vocación de sus hijos desde edad temprana. Que sus hijos sean conscientes de que pueden optar por la vida religiosa, si Dios los llama o por la vida matrimonial”, indicó Lara.

El encuentro arquidiocesano contó con la presencia del obispo auxiliar de Denver, monseñor Jorge Rodríguez, quien les ofreció una breve plática y también presidió la Santa Misa. “El V Encuentro es un camino”, dijo el prelado.  “Si estoy en camino todavía no he llegado. Es un camino que tiene un punto de llegada: el encuentro con el Señor y el encuentro con los hermanos y tiene también un punto cronológico de llegada que es el V Encuentro a nivel nacional. Tu caminar es lo que se llama tu discipulado. Es ir a la escuela de Jesús”. El obispo valoró también durante su intervención “la ola de fe católica que habla español y que inyecta a esta iglesia un espíritu de vitalidad y de expresión de nuestra fe que es muy viva”.