Matanza en las vegas. Las oraciones importan

Mary Beth Bonacci

Escuché que Jimmy Kimmel no quiere nuestras oraciones. Bueno, no exactamente. Pero, en un monólogo muy emotivo, desacreditó a los políticos que ofrecieron sus “insuficientes” oraciones, diciendo que deberían orar por el perdón con respecto a su inacción en el control de armas.

De tú a tú, entiendo su frustración. Las Vegas es su ciudad natal. Yo sé, por mi experiencia en Columbine, que cuando un ataque se realiza cerca de casa, el horror se hace más real. Se siente personal. Y Kimmel, como el resto de nosotros, quiere hacer algo para no permitir que esto vuelva a pasar.

Mi propósito no es entrar en el debate de las armas. Más bien, quisiera abordar la parte del monólogo de Kimmel referente a las oraciones. Porque sospecho que muchos de nosotros nos sentimos de la misma manera. “Nuestras oraciones no parecen estar ayudando”.

Pero, ¿lo están haciendo? ¿es la oración otra táctica fallida? Si nos preguntamos: “¿han detenido la violencia nuestras oraciones?”, obviamente no. La violencia aún continua.

Si hacemos que el único indicador de la oración sea el “éxito”, perderemos de vista quién es Dios. Claro, yo no puedo explicar el misterio de Dios y del sufrimiento humano como tampoco puedo hacer aparecer una cordillera de la nada. Pero sí sé lo que Dios nos ha revelado de sí mismo en las Escrituras. Sé que odia el mal. Odia la destrucción de la vida inocente. Y el hombre (mujer) que destruya la vida inocente se enfrentará a su juicio. Pero nos da libre albedrio, que podemos usar para bien o para mal. Desde que Adán y Eva lo usaron para desafiar a Dios, el mal ha sido desatado en el mundo. Y el Dios que nos ama e interviene en la historia humana no siempre interviene para prevenirlo.

Él, de hecho, no previno el mal físico perpetrado en contra de su propio Hijo.

¿Por qué? No sabemos con certeza. Sus caminos están por encima de los nuestros. Él ve este mundo a través del lente de la eternidad. Estamos todos destinados a morir, ya sea en nuestras camas a una edad madura, en un concierto de Jason Aldean o en nuestro mejor momento.

Está mal que un hombre tome el lugar de Dios y decida cuándo otro hombre debe morir. Pero el mal mayor no es la pérdida de nuestra vida terrenal. Es la pérdida de la vida eterna que Dios desea compartir con nosotros.

Sospecho que las intervenciones de Dios en los asuntos humanos están, con frecuencia, más orientadas a guiarnos hacia nuestro destino eterno que a mantenernos seguros y cómodos en el aquí y el ahora.

Lo más importante, yo sé que “en todas las cosas interviene Dios para bien de los que le aman; de aquellos que han sido llamados según su designio”. Todas las cosas. Aún las decisiones de hombres malvados. Si Él pudo usar a los verdugos romanos para traer la salvación, Él puede sacar el bien de cualquier mal.

¿Han sido escuchadas nuestras oraciones? Sí, aun cuando no sepamos a qué grado ¿ha frustrado otros ataques? Su mano de protección ha minimizado otras víctimas. Y, lo más importante, ¿han nuestras oraciones impactado la fe eterna de aquellos que han perdido la vida?

Sé que vemos Su amor en acción en el heroísmo de los primeros que respondieron ahí el lugar de los hechos. Lo vemos en la efusión del amor y en el apoyo de un mundo afligido.

Y sabemos que Él está con nosotros mientras estamos afligidos, y mientras buscamos soluciones.

Dios no es un dios que nos protege de cada maldad que pueda acontecer en nuestra vida. Él es un Dios de consolación – el Dios que sabe del sufrimiento porque Él también ha sufrido, porque camina con nosotros en nuestro sufrimiento, y porque hace todo un bien mayor: nuestra salvación eterna.

Entonces en esta situación, como en todas la otras, debemos actuar. Debemos luchar para encontrar maneras efectivas de proteger la vida humana inocente. Pero mientras hacemos esto, necesitamos rezar.  Seria y consistentemente. Todos nosotros, hasta los políticos. Hasta Jimmy Kimmel.

Traducido del original en ingles por Mavi Barraza.

Próximamente: La marcha pro-vida 2018 compartirá la alegría de la vida

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

Por: Roxanne King

Te invitamos a marchar en apoyo al movimiento de derechos civiles más vital que existe al momento, y lo único que necesitas es llevar tu alegría.

Ese es el mensaje de la marcha y la manifestación Celebrate Life 2018 organizada por la oficina de Respect Life (respeto a la vida) de la Arquidiócesis de Denver.

Con el tema “Trae tu alegría”, el evento anual, que se llevará a cabo el 13 de enero a las afueras del Capitolio de Colorado, es una muestra de unidad y solidaridad con el derecho de la vida.

Todos están invitados a ser testigos de la santidad y del valor de la vida humana en cada edad y etapa.En años pasados la cifra de asistentes ha llegado a 3 mil. Los participantes se congregarán en las escalinatas al oeste del Capitolio a la 1 p.m. antes de comenzar la marcha por el vecindario de Capitol Hill, que estará acompañada de varios grupos musicales

Entre los oradores están el arzobispo de Denver Samuel J Aquila, el ordenado ministro Presbiterano y presidente de Colorado Christian University, Don Sweeting y una hermana de la comunidad Sisters of life. También estará la coordinadora regional de Studens for Life of America Bethany Janzen, y el párroco de la Iglesia de los Todos los Santos, Monseñor Peter Quang Nguyen.

La música estará a cargo del popular artista Matt Miller y del coro del Seminario Teológico St. John Vianney. El maestro de ceremonias será Chris Stefanick, fundador de Real Life Catholic.

Según Grandon la celebración pretende construir puentes entre aquellos pro-vida hispano y angloparlantes en la Iglesia Católica y también con los [hermanos] protestantes.

Antes del evento el arzobispo Samuel Aquila presidirá una Misa a las 11:30 de la mañana en la Catedral Basílica Immaculate Conception. También se celebrarán simultáneamente Misas en otras seis parroquias (ver información al finalizar el artículo).

Las manifestaciones estarán acompañadas por una banda de mariachis y matachines, cuya danza ritual representa la victoria del cristianismo sobre el paganismo.

La marcha será liderada por Endow, un apostolado con sede en Denver que se dedica a estudiar las enseñanzas de San Juan Pablo II sobre la mujer.

“No te sientes en tu casa con apatía”, instó Grandon, señalando que se ha proporcionado a las familias una lista de cosas divertidas que hacer en Denver en RespectLifeDenver.org. “¡Ven a la marcha y quédate por la diversión!

“Al ver a todos los diferentes grupos, la gente se preguntará: ¿quiénes son? ¿De qué se trata todo eso?”, añadió. “Es poderoso el mostrarse sin vergüenza alguna, todos juntos y decir que cada vida que Dios ha creado tiene valor y dignidad”.

 

CELEBRATE LIFE 2018

Que: Marcha y manifestación Pro-life

Cuando: 13 de enero del 2018

Dónde: Escalinata oeste del Capitolio de Colorado 200 E. Colfax Blvd., Denver

Misas: Presidiendo el evento en parroquias del centro de Denver – 11:30 a.m. Catedral Basilica Immaculate Conception; o a las 11 a.m. en Holy Ghost o St. Elizabeth of Hungary, o en español en Annunciation, Our Lady of Guadalupe (presidida por el obispo Jorge Rodríguez), Sacred Heart o St. Joseph. Información: RespectLifeDenver.org o (720) 799-9299

 

Traducido del original en ingles por Mavi Barraza.