Mañana Francisco celebrará su primer cumpleaños como Papa

Mayé Agama

Mañana martes 17 de diciembre, el Papa Francisco celebrará su primer cumpleaños desde que fue elegido Pontífice de la Iglesia Católica, y sin duda, recibirá el cariño de millones de personas, que desde distintas partes del mundo, escuchan y siguen sus palabras y gestos.

No en vano, hace pocos días fue declarado el hombre del año, por la reconocida Revista Time.

Como un adelanto de su cumpleaños 77, un grupo de niños del dispensario pediátrico de Santa Marta, en el Vaticano, creado por el Papa Pío XI que ayuda a madres y niños con necesidades particulares, sorprendieron al Papa con una torta de cumpleaños y una fiesta sorpresa.

Fue el 14 de diciembre cuando cerca de 800 personas vinculadas al dispensario llegaron al Aula Pablo VI. Cuando el Papa entró al recinto, un grupo de 9 niños le presentó una foto suya con la inscripción “Enhorabuena”. Luego, 19 niños más, cada uno con una camisa blanca y con un cartel amarillo compusieron la frase “Enhorabuena Papa Francisco”, al tiempo que sonaba la tradicional canción de “Feliz cumpleaños”.

Al mismo tiempo, se presentó un pastel con velas que representaban el número 77, por los años que cumplirá. El Santo Padre también recibió un suéter.

Francisco les dio “las gracias por su visita. Gracias por el amor que tienen, la alegría de estos niños, los regalos, el pastel… ¡Eso fue hermoso! Después les diré si es bueno o no, ¡eh! ¡Muchas gracias! Que el Señor los bendiga”.

A continuación el Santo Padre sostuvo un encuentro cercano y afectuoso con los presentes, y recibió testimonios como el de Elisabetta, una madre peruana que recibió ayuda para su hijo en el dispensario de Santa Marta.

“¿Qué cosa diré de tu sonrisa?”, le dijo Elisabetta al Papa, “es tan increíble que llega al corazón de todo el mundo, que nos da mucha paz. Sabemos cuánto ama usted a los niños, especialmente a aquellos que más lo necesitan. En el Dispensario nos sentimos especialmente privilegiados de estar en tu corazón y en tu mente. Y estamos contentos porque, cada día, nos ayudas a encontrar a Jesús, querido Papa Francesco, estos nuestros niños reciben hoy el regalo más hermoso de la Navidad que podían imaginar: tu sonrisa, tu caricia, tu abrazo”.

Próximamente: Familia y jóvenes de cara al V Encuentro

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

¿Qué necesidades y desafíos debe atender la Iglesia en la pastoral hispana? Fue la pregunta que respondieron los fieles en el encuentro arquidiocesano que se realizó el pasado 16 de septiembre en la escuela Bishop Machebeuf  de Denver. Estas necesidades serán  presentadas luego en el encuentro regional que se realizará del 23 al 25 de febrero en Phoenix, Arizona y más adelante en el V Encuentro de la pastoral hispana que se llevará a cabo en Grapevine, Texas del 20 al 23 de septiembre de 2018.

El Quinto Encuentro Nacional de la Pastoral Hispana es un proceso de cuatro años que invita a la Iglesia Católica en los Estados Unidos a discernir cómo puede servir mejor a los hispanos y fortalecer su papel como discípulos misioneros.

El encuentro arquidiocesano se realizó en la escuela Bishop Machebeuf el pasado 16 de septiembre. 

Para conocer las necesidades de los fieles, los mismos laicos, delegados de diferentes parroquias, han salido a las calles a realizar encuestas sobre sus expectativas y propuestas para realizar un apostolado más eficaz. Estas han sido presentadas primero en encuentros que se realizaron en diferentes parroquias y luego han sido llevadas y discutidas en el encuentro arquidiocesano.

Los grupos analizaron las encuestas realizadas en las diferentes parroquias de la arquidiócesis de Denver. 

Los fieles expresaron en las encuestas la necesidad de sentirse bienvenidos y bien atendidos por el equipo de la parroquia. También solicitaron una mayor comunicación con los movimientos eclesiales presentes en la arquidiócesis, “ya que algunos piensan que se trata de sectas”, comentó Alfonso Lara, jefe de servicios pastorales del Centro San Juan Diego. Igualmente, destacaron la generosidad de la comunidad hispana y el valor que le dan a la familia. Algunos integrantes sugirieron que la arquidiócesis debería hacer campañas de prevención del consumo de la marihuana.

Los participantes analizaron cada una de las propuestas para mejorar la pastoral hispana en orden de prioridades con el objetivo de llevarlas luego al encuentro regional, en el que participarán 80 delegados de la arquidiócesis y más adelante al encuentro nacional que contará con la presencia de 40 representantes de esta iglesia local.

 

Tareas más urgentes

Dentro de las prioridades expresadas por los fieles, la más alta ha sido la preocupación por las familias. “Los hispanos buscan instancias de pastoral como una verdadera preparación integral para el matrimonio. También  que se atienda a las parejas jóvenes recién casadas. Es necesario hacer una buena transición de jóvenes adultos a parejas de recién casados en las que se sienten las bases para que no haya separación. Los matrimonios necesitan mayor compañía y mejores recursos para superar las crisis que muchos atraviesan”, comentó Alfonso Lara.

El segundo punto de preocupación fue la pastoral con los jóvenes. Especialmente la pastoral vocacional y el acompañamiento a las parejas de jóvenes adultos que quieren contraer matrimonio. “Muchos padres de familia buscan se atiendan cuestiones de vocación de sus hijos desde edad temprana. Que sus hijos sean conscientes de que pueden optar por la vida religiosa, si Dios los llama o por la vida matrimonial”, indicó Lara.

El encuentro arquidiocesano contó con la presencia del obispo auxiliar de Denver, monseñor Jorge Rodríguez, quien les ofreció una breve plática y también presidió la Santa Misa. “El V Encuentro es un camino”, dijo el prelado.  “Si estoy en camino todavía no he llegado. Es un camino que tiene un punto de llegada: el encuentro con el Señor y el encuentro con los hermanos y tiene también un punto cronológico de llegada que es el V Encuentro a nivel nacional. Tu caminar es lo que se llama tu discipulado. Es ir a la escuela de Jesús”. El obispo valoró también durante su intervención “la ola de fe católica que habla español y que inyecta a esta iglesia un espíritu de vitalidad y de expresión de nuestra fe que es muy viva”.