¿Licencias de conducir para todos en Colorado?

Larga lista de espera para solicitar una cita con la nueva Ley SB-251

Lara Montoya

Desde el primero de agosto los inmigrantes que no tienen un estatus legal para radicar en Colorado podrán obtener una licencia de conducir o identificación del estado, gracias a la SB-251,  que fue aprobada como ley el año pasado por el Gobernador John Hickenlooper.

Sin embargo, aunque el trámite es sencillo, aplicar ha resultado ser un dolor de cabeza para todos aquellos que no cuentan con un estatus legal, pues las filas para solicitar una cita con el Departamento de Motores y Vehículos (DMV) se han hecho largas e interminables desde julio.

Para solicitar una cita por ejemplo, aunque el DMV haya puesto a disposición una línea telefónica y una página web exclusivamente para este tipo de aplicaciones, es necesario que la persona acceda a la página de internet a media noche. Esto no se debe a que el DMV no esté disponible durante el día o el número telefónico no funcione, sino que debido al gran volumen de solicitudes, el DMV sólo ofrece 120 citas por día distribuidas en 5 diferentes oficinas, y éstas se acaban en menos de media hora.

Además de este problema, existe mucha desinformación. “Mucha gente no tiene ni idea de los documentos a presentar y cómo debe presentarlos, y si estos documentos están en español, hay que traducirlos al inglés, es un trámite muy tedioso”, señaló Doris Hernández, quien ofrece servicios de intérprete y ayuda para obtener dichas licencias.

“Existen también falsos rumores de que si sacan esta licencia, es más fácil que sean deportados, son falsos miedos, recuerden que el primer propósito de esta ley es poder obtener un seguro de carro y que haya menos problemas en las carreteras”, añadió Hernández.

No falta además quien quiera aprovecharse de esta situación, creando páginas web falsas o prometiendo licencias de una manera más sencilla o por otro medio. Es importante estar bien informados y saber que la única manera de obtener una licencia válida en Colorado es a través de las oficinas oficiales del DMV.

Foro informativo en Centro San Juan Diego
Respondiendo al problema de desinformación, Centro San Juan Diego organizó un foro informativo con representantes del DMV.
El Personal del DMV detalló que todos los solicitantes deberán comprobar residencia en Colorado de dos maneras:

1.- Presentar prueba de declaración de impuestos del año previo, y firmar una declaración jurada donde consta que el solicitante reside actualmente en Colorado y presentar evidencia de residencia en el Estado.

2.- Deberá firmar una declaración jurada que indica que el solicitante ha vivido continuamente en Colorado por los últimos veinticuatro meses y presentar evidencia de residencia en el estado durante ese tiempo.

Las únicas 5 oficinas del DMV designadas para el trámite, son:

1.- Denver: 1865 W. Mississippi Ave., #C, Denver, Co. 80223

2.- Aurora: 14391 E. 4th Ave., Aurora, Co. 80011

3.- Colorado Springs: 2446 N. Union Blvd., Colorado Springs, Co. 80909

4.- Fort Collins: 3030 S. College Ave., #100, Fort Collins, Co. 80525

5.- Grand Junction: 222 S. 6th St. #111, Grand Junction, Co. 81501

Para obtener una cita para el trámite de su licencia, el DMV ha puesto a disposición la línea telefónica 303.205.2335 y la página web http://www.colorado.gov/revenue.

Si desea más información al respecto, puede también llamar a la organización de Licencias Para Todos al 720.935.6148.

Próximamente: Pastores en la calle

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

Por: Roxanne King

En los últimos años, el Camino Neocatecumenal, un carisma de la Iglesia Católica que tiene como objetivo dirigir a la gente a madurar en la fe cristiana, ha anunciado, durante la Pascua, la Buena Nueva de Jesucristo en plazas públicas a través de la arquidiócesis. Este año, por primera vez, el proyecto de evangelización “Great Missión” (“La gran misión”) tuvo lugar en 16th Street Mall en el centro de Denver.

Desde el inicio, hace 35 años, el 16th Street Mall ha permanecido como una de las principales atracciones para los visitantes, donde llegan tanto turistas como personas del lugar al corredor de una milla de largo, que ofrece una variedad de restaurantes, tiendas y negocios.

“Era el lugar perfecto para la Gran Misión, dijo el sacerdote de Denver Grzegorz Wojcik, original de Polonia, quien fue parte del equipo del camino en la parroquia St. Louis en Englewood, y que anunció la Buena Nueva en el centro comercial. “¡Fue estupendo…enseñar [a la gente] que la Iglesia los está buscando”! dijo el Padre Wojcik, quien hoy es el párroco de St. William en Fort Lupton. “Esto demostró que aún en Denver, una ciudad moderna, Jesucristo va hacia ellos.

El 14 de mayo, el quinto domingo de Pascua, el equipo de Great Mission llevó a cinco sacerdotes católicos, quienes ofrecieron confesiones en el centro comercial.

“Nunca he visto eso antes, que el sacramento [de Reconciliación] venga a las calles”, dijo Flora Potter, miembro del equipo de Great Mission a quien se le asignó sostener una pancarta que decía: “Confesión disponible con un sacerdote católico, HOY”.

“Fue el momento de evangelización más increíble que he experimentado”, dijo Potter. “Llevar el amor de Cristo a la gente en la calle ¡Pastores, que huelen a oveja!”.

“Mientras la gente leía las palabras en la pancarta, sus caras expresaban sorpresa, incredulidad, tristeza, sufrimiento, alegría, ira, dolor, deleite, disgusto y gratitud ¡Me di cuenta de que esto era verdadera evangelización!”, dijo Potter.

“Fue llevar a Dios a las calles”, añadió, “donde la gente pudiera verlo”. El padre Wojcik dijo que la experiencia le recordó escenas de las Escrituras donde la gente pasa por su vida cotidiana y de repente, Cristo aparece.

“Jesús estaba presente ahí,” dijo el padre Wojcik. “Él los estaba buscando. Estaba dando felicidad, la oportunidad de ser libres”.

A pesar de la disponibilidad abundante de los sacerdotes, el padre Wojcik dijo que solo unas 20 personas aprovecharon la confesión.

“Las pocas personas que vinieron, a pesar de las distracciones del 16th Street Mall, fueron increíbles”, dijo.

“Fue un privilegio llevar a cabo este anuncio que cambia vidas”, afirmó. “¿Cómo puedes vivir de la misma manera después de saber que Jesús está aquí en 16th Street Mall, entre las calles 16th y Champa?”.

La mayoría de los transeúntes, dijo el sacerdote, consideraron curioso y entretenido el esfuerzo de evangelización.

“Algunos se pararon por un minuto o dos”, dijo. “Muchos tomaron fotos, pero muy pocos se quedaron a escuchar. Fue un gran descubrimiento: de que Jesús es como un espectáculo, como si no lo necesitaran. No hay tiempo para Jesús, tengo que vivir mi vida”.

Lo que pudo parecer tonto para muchas personas, no lo fue para el equipo de evangelización. “Pudimos hablar con estudiantes, indigentes, veteranos viviendo en casas de refugio, gente que vive en el centro que son afluentes”.

“Gente de toda clase social pasa por ahí”, dijo Sue Van Doren, coordinadora del equipo de 13 miembros de Great Mission de 16th Street Mall, que cuenta con el apoyo de una comunidad de unas 40 personas.

“Estamos anunciando la Buena Nueva de que Dios te ama y te conoce por tu nombre”, dijo. “Hubo oración, cantos y bailes -la gente de nuestra comunidad hablaba conaquellos que estaban en la calle ¡Fue maravilloso!”.

El esfuerzo no fue para hacer proselitismo o para o hacer nuevos miembros del Camino o católicos conversos , dijo el padre Wojcik.

“Fue para mostrar el rostro de Jesucristo”, dijo. “Para anunciar el Evangelio. Fue la Iglesia presente, recordándole a la gente el amor de Dios”.

“Como un faro que ilumina a los barcos que están en el mar”, añadió, “la gente no tiene que venir [a la Iglesia], si no que necesitan ver a Cristo [para que] puedan ser salvos”.

Traducido del original en inglés por Mavi Barraza.