Jóvenes adultos reflexionan sobre su vocación de elegidos

Carmen Elena Villa

¿Qué significa ser elegido por Cristo para ser su apóstol? En torno a esta pregunta reflexionaron los jóvenes adultos en el encuentro anual organizado para ellos por el Ministerio Hispano de la Arquidiócesis de Denver el pasado 17 de junio. El evento se realizó en el centro pastoral John Paul II de Denver.

En él participaron 95 jóvenes entre 18 y 35 años, de diferentes parroquias y contaron con tres charlas de la hermana Martha López, religiosa de las Hermanas Misioneras del Sagrado Corazón de Jesús (conocidas también como las hermanas de la Madre Cabrini), el diácono permanente Rubén Durán de la parroquia Ascension y el padre Ángel Pérez, formador del seminario Saint John Vianney.

Los participantes dedicaron un día entero del verano a escuchar y a hablar sobre Cristo.  Todos estaban vestidos con jeans y camiseta blanca ¿La razón? No importaba la parroquia o el movimiento al que pertenecían. A todos los unía el deseo de vivir una fe auténtica y renovada.

Foto de Carmen Elena Villa. Jóvenes participando del encuentro “Elegidos”.

Los jóvenes participaron también de momentos de animación y alabanza propiciados por el grupo musical “Encuentro”, y de una sencilla representación teatral representada por el grupo EvangelizArte. El mensaje principal de esta obra era el hacer ver que Jesús cuenta con cada uno de sus hijos para que sean sus apóstoles. El encuentro también contó con juegos, con un pastoreo (o diálogos en grupos pequeños) y con una Eucaristía en la que los participantes celebraron anticipadamente la fiesta de Curpus Christi.

 

Testimonio de los santos

Una novedad que presentó el encuentro fue que el Bonfis Hall, salón en el que se llevó a cabo, estuvo decorado con pinturas de retratos de varios santos (algunos de hace siglos y otros de los últimos años) y con algunas frases impactantes dichas por ellos.

“Los santos son una inspiración muy grande para mí”, dijo la joven Analleli Juárez, autora de estas obras y feligrés de la parroquia Saint William en Fort Lupton. “Ellos fueron elegidos por lo que hicieron y porque estaban llenos de Dios, para ser un ejemplo para nosotros.  Para empezar a pintar sus retratos busqué las frases de los santos que me inspiraron. Por ejemplo, Santa Catalina de Siena dijo: ‘Si fueras lo que tiene que tienes que ser pondrás fuego al mundo entero’”.

Para Gabriela Pasillas, encargada de los jóvenes adultos del Ministerio Hispano de la Arquidiócesis de Denver, y por lo tanto de este evento, “ha sido una gran bendición poder ver tantas caras de personas conocidas – que vinieron a encuentros pasados y que han regresado – y de caras nuevas”.

Iván, de la parroquia Queen of Peace, dijo que para él “ha sido una muy bonita experiencia porque he conocido más chicos que están alrededor de nuestras parroquias. Uno a veces solo piensa que están los de nuestro grupo, pero veo que hay muchos más.  Me gustó mucho la charla del padre Ángel Pérez sobre el llamado a la caridad. Venir aquí es una experiencia muy bonita para acercarme más a la fe”.

“Este encuentro ha sido algo muy bonito”, afirmó por su parte Jessica, feligrés de la parroquia de Saint Dominic. “He conocido a jóvenes de mi edad y he podido compartir mi opinión. Ahora quiero salir y transmitir lo que he aprendido”, aseguró la joven, quien participó por primera vez de este encuentro.

Myriam, también feligrés de Saint Dominic, dijo que esta fue una oportunidad de “tener un encuentro de nuevo con Jesús, de estar abierta al plan que Dios tiene para cada uno de nosotros y de reconocer nuestro llamado. Es una invitación a llevar esa caridad a esas personas que no conocen nada de Cristo”.

Al finalizar el evento, Gabriela Pasillas expresó su gratitud porque ella pasó de ser participante a ser la organizadora del encuentro. “Es una gran bendición y estoy muy contenta de que Dios me haya elegido, como es el lema de este encuentro. Él me puso aquí por una razón y es una bendición poder convivir con estos jóvenes”, concluyó.

Próximamente: ¿Qué tan fieles son las series de la Biblia?

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

Respuesta a la pregunta formulada por la lectora Dora Alfaro

Durante estos últimos meses en las cadenas de televisión en español se han estado transmitiendo series relacionadas al libro del Éxodo de las Sagradas Escrituras. Me refiero concretamente a la serie de TV sobre Moisés y luego la serie sobre Josué (La Tierra Prometida). La gente se pregunta ¿qué tan fieles son estos programas a la verdad contenida en la Biblia?

De acuerdo al contenido de la Biblia, Dios desea que crezcamos en el conocimiento de su voluntad (Ef 5,17; 2 Pe. 3,18). Para esto tenemos el ejemplo de Jesucristo (1 Pe 2,21), el cual vino a esta tierra para un propósito especial: Hacer la voluntad de Dios (Hch 10,7). Cada uno de nosotros hemos sido capacitados por Dios para poder llevar acabo su voluntad por medio del estudio de su Palabra (Hch 13,20-21). Hablar conforme a las palabras de Dios significa que se analizará el texto correctamente, poniendo atención a todos los detalles de información que el texto provea. Por lo tanto, Dios desea que se conozca su voluntad y conociendo su voluntad ponerla en práctica en la vida diaria.

Interpretar la Biblia es algo de suma importancia. Si no se pone atención a ciertos principios de interpretación uno terminará torciendo la Biblia, quiere decir, ya sea por ignorancia, o por voluntad propia, ya que ambos casos suelen suceder. Existen ciertos grupos que “usan” la Biblia para sus propios intereses, tomando pasajes de las Escrituras, en este caso para lucrar con ellos, interpretan la Biblia no conociendo los principios de la exégesis o de la hermenéutica para que se pueda interpretar la Biblia de una manera correcta, de acuerdo a la inspiración que el Espíritu Santo infundió al escribirla.

Lo que estas series de TV han hecho es tomar los pasajes de la Sagrada Escritura y plasmarlos en un forma novelesca y romántica, y aunque tienen algunos elementos en común con las Sagradas Escrituras, en otros los alejan de la verdad esencial de la Revelación presente en la Palabra de Dios, creando más bien una novela (de “amor”) y no exponiendo la verdad revelada por Dios para la salvación de los hombres.

La difusión de estos programas puede que se hayan regido por los intereses económicos y no por un dar a conocer las Sagradas Escrituras como fuente de vida. Los productores de estas series televisivas no han usado la exégesis que es la herramienta para la explicación o la interpretación de un texto o pasaje bíblico con la aplicación seria y formal de los principios y reglas para llegar a la interpretación de las Sagradas Escrituras tales como el análisis histórico, el autor, los posibles lectores, la fecha de composición, el escenario, el propósito del autor, las influencias culturales y sociales. El análisis literario es el análisis de los diferentes géneros literarios presentes en el texto. Hay que prestar atención al contexto, es decir al texto en sí mismo y al entorno, el contexto inmediato del texto se refiere a los versículos/párrafos, a capítulos e incluso al libro entero al que pertenece. Tenemos la responsabilidad de no agregar más de lo que el texto nos dice, dándole una interpretación que el texto no provee.

Podemos deducir de lo anterior que no se debe dar crédito a lo que se presenta en estos programas de televisión y solo se podría tomarlos como fuente de “entretenimiento” que no es fiel a lo que la Biblia nos enseña, como unas novelas más que no tienen nada que ver con la Voluntad de Dios para nuestras vidas, que obedecen a propósitos económicos y no siguen el plan de salvación que Dios tiene para los hombres.