¡Felices vacaciones! Consejos prácticos

Mayé Agama

Nuevamente llega el período vacacional, e inevitablemente los padres de familia nos preguntamos ¿Qué hacer con nuestros hijos? Sobre todo porque el verano es un tiempo propicio para que las familias se reencuentren y unan más.

Una buena alternativa es realizar juntos actividades al aire libre, ya que es en esta época del año cuando en Colorado se puede gozar del mejor clima.

Para quienes planean vacacionar dentro del estado, el gobierno brinda información de gran ayuda, a través de la web www.colorado.com En esta página se puede pedir una guía vacacional gratuita, que llegará por correo. Las propuestas son variadas: desde visitar museos y parques de diversiones, hasta explorar las hermosas montañas. ¡Qué mejor oportunidad para contemplar la naturaleza y motivar a nuestros hijos a que aprecien la perfecta creación de Dios!

Otra buena manera de pasar el tiempo en familia, es haciendo tareas que ayuden a mejorar nuestro hogar, como arreglar el jardín, limpiar la cochera o el sótano. Esto no sólo dará a nuestros hijos un sentido de responsabilidad y trabajo en equipo, sino también la oportunidad para ayudar a otros. ¿Cómo? Donando aquellas cosas que ya no necesitamos o no usamos.

Recuerde que tanto Casa Gabriel como Caridades Católicas siempre necesitan donaciones para asistir a familias y mujeres solas. Consulte en www.gabrielhousedenver.org o www.ccdenver.org

También puede preguntar en su parroquia, pues muchas reciben artículos donados, que luego venden en el Bazar anual.

Finalmente, si tiene la fortuna de poder viajar a su país de origen, y piensa hacerlo por avión, no olvide que si es ciudadano o residente en Estados Unidos, es requisito obligatorio contar con su tarjeta de residente vigente, para regresar a los Estados Unidos. Esto incluye a los menores de edad, quienes, además, deberán llevar una carta notarial autorizando su salida y regreso al país, en caso que viajen solos o con un familiar. Es buena idea llevar una copia del certificado de nacimiento y guardar copias de los pasaportes, ya que en caso de extravío,  deberá acudir al consulado americano más cercano, para recibir ayuda. Información útil en www.travel.state.gov

Sea cual sea su plan este verano, lo más importante es disfrutar en familia.

Próximamente: Arzobispo a los diáconos: “Hagan que sus matrimonios se destaquen”

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

“Es esencial que sus matrimonios se destaquen”, dijo el arzobispo Samuel J. Aquila a los nueve hombres que fueron ordenados diáconos permanentes el pasado 17 de junio en la catedral basílica Immaculate Conception.

En la misma ceremonia fue ordenado también un diácono transitorio. Se trata de Shannon Thurman quien actualmente está estudiando en el seminario St. John XXIII de Massachusetts para ser sacerdote de la Arquidiócesis de Denver.

Los nuevos diáconos permanentes son: David Arling y Hal Goldwire, ambos del estado de Ohio; Ronald F. Beck, Robert Lanciotti, Ernest Martinez, Darell Nepil, y Pat Travis de Colorado; Geoffrey Bennett de Pensilvania y Greg Perzinski de Wyoming.

“Como diáconos ustedes están llamados a servir de diferentes maneras”, dijo el Arzobispo en su homilía antes de la ordenación. “Recuerden que el matrimonio es su primera vocación y que siempre debe ir primero”.

Monseñor Aquila les hizo un llamado a ser testigos en el mundo “del don y de la bendición del matrimonio”.

El Arzobispo, dirigiéndose a los sacerdotes que estarán trabajando con los diáconos en las parroquias, les alentó a recordar también que los diáconos son hombres casados, con esposa, hijos y nietos”.

“Ellos tienen familia. Tienen responsabilidades. Y uno de ellos es todavía joven y tiene seis hijos”, dijo el Arzobispo refiriéndose al diácono Greg Perzinski de 39 años, quien servirá en la parroquia Michael the Archangel en Aurora.

El Arzobispo dijo también que los diáconos son “testigos en el mundo”.

“Que el Señor cuya palabra es verdad, (…) continúe fortaleciéndolos y continúe guiándolos en su ministerio”, dijo. “Que ustedes continúen abriendo sus corazones, como María, a una mayor receptividad a su palabra”.

“Sepan que María intercede por ustedes todos los días como hijos para llevaros al único hijo, su hijo, Jesucristo. Que su amor por Él continúe aumentando cada día y que ustedes sean fieles siervos de Cristo en la Iglesia”.

Los diáconos se postraron en el suelo ante el altar mientras que el coro y los fieles cantaban la letanía de los santos. El Arzobispo puso sus manos en cada uno de los elegidos y pronunció silenciosamente las palabras de la ordenación. Cada uno fue presentado con los libros del Evangelio  como símbolo de que cada uno está llamado a creer, enseñar y practicar la Palabra de Dios.

¿Qué es el diácono permanente?

Es el primer grado del sacramento del orden. Inferior al de los presbíteros y obispos. Los diáconos asisten al obispo y a los presbíteros en la celebración de los divinos misterios sobre todo de la Eucaristía y en la distribución de la misma. Asisten a la celebración del matrimonio, proclaman y predican el Evangelio, pueden administrar el sacramento del Bautismo, presidir exequias y entregarse a los diversos servicios de la caridad.  Todo sacerdote debe ser ordenado primero diácono transitorio. En cambio, el diaconado permanente puede ser conferido a hombres casados, lo cual constituye un enriquecimiento importante para la misión de la Iglesia.

Fuente: Catecismo de la Iglesia Católica 1569 – 1571.