Fe y baloncesto en la noche de familias católicas

Aaron Lambert

Por cuarto año consecutivo, los Denver Nuggets organizan la Noche de Familias Católicas en el Pepsi Center el próximo sábado 25 de febrero, cuando compitan contra el Houston Rockets en el juego de temporada regular.

Como el año pasado, el arzobispo Samuel Aquila será el invitado especial en esta noche de juegos, y los jóvenes católicos de la arquidiócesis tendrán la oportunidad de estar directamente involucrados con el juego.

La Noche de Familias Católicas fue organizada originalmente en el año 2013 por Gold Grown Foundation CEO y Denver Nugget Bill Hanzlik, junto con Jeff Stemper, de Saint Sebastian Project (una organización sin ánimo de lucro que da ayuda financiera a los colegios católicos de Denver) Tom Sauer y Mark Strawbridge, director de Denver Catholic Schools Athletic League.

Una parte de las ganancias que se obtengan de la noche de familias católicas estará destinada a para el proyecto San Sebastián, el cual inició en Los Ángeles en 2008 y en Denver en 2011. El año pasado, la noche de Familias Católicas recolectó $9.000 para este proyecto.

Las subvenciones que ofrece el proyecto Saaint Sebastian ofrecen nuevos uniformes de deporte, así como los equipos necesarios para las escuelas. Sin embargo, ellos también ofrecen becas destinadas a los niños matriculados en los programas atléticos. Stemper dice que muchas familias tienen dificultades en solventar estos costos, y algunas veces se ven forzados en sacar a sus hijos de los programas de deporte, simplemente porque no pueden pagarlos.

“Tenemos un aproximado de 18 escuelas en las cuales se ayuda usualmente en el área metropolitana de Denver”.

La escuela católica Annunciation en Denver es un ejemplo. El Proyecto Saint Sebastian le brinda asistencia económica pagándole algunas cuotas para actividades deportivas. Otros colegios que reciben ayuda son la escuela jesuita Arrupe, a la que compraron uniformes nuevos para el equipo de fútbol y la escuela Saint Francis de Sales a la que compraron un nuevo vídeo marcador para los campeonatos.

Denver Nuggets vs. Houston Rockets

Domingo Feb. 25, 6 p.m.
Pepsi Center
1000 Chopper Cir. Denver, CO

Boletos: Lower/club level: $55, Upper level: $18 Compras: www.nuggetstix.com/1718cfn

Contacto: mark.strawbridge@goodsheperddenver.org

 

Próximamente: “Las vocaciones no se reclutan ni se retienen. Son un llamado”

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

La intervención de la hermana Martha López en el V Encuentro regional de la pastoral hispana realizado en Phoenix, Arizona del 23 al 25 de febrero pasados, hizo mella en los casi 500 participantes que le aplaudieron ovacionaron y luego se le acercaron para agradecerle por su testimonio y tomarse fotos y selfies con ella.

“Queremos hacer dos aclaraciones sabiendo que los aportes van a ser tenidos en cuenta en el Encuentro Nacional en septiembre”, dijo la religiosa, quien sirvió como vocera de los grupos de discusión en el tema de la pastoral vocacional.

“Cuando hablamos de vocaciones estamos hablando de que Dios llama a la vida matrimonial, a la vida de soltería, a la vida consagrada en sus diferentes formas: sacerdote, diácono, religioso, persona laica consagrada o instituto secular”, puntualizó.

La hermana Martha pidió también “tener en cuidado al traducir del inglés al español porque este documento (el de trabajo) dice que tenemos que «reclutar» vocaciones ¡Se reclutan soldados! ¡Dios es el que llama! ¡Y que tenemos que «retener» a los seminaristas! Si retenemos un seminarista vamos a tener como resultado un sacerdote amargado, con cara de funeral”, dijo con firmeza la hermana López.

Denver Catholic en Español subió el video de su intervención al Facebook, el cual tuvo casi 2 mil vistas, muchos comentarios y “shares”.

 

Su historia

Nacida en Bogotá, Colombia la hermana Martha creció en un ambiente muy católico. Trece miembros de su familia han seguido el llamado a la vocación religiosa. También hay un beato, primo hermano de su papá. Se trata de Arturo Ayala, quien ingresó a la orden hospitalaria de San Juan de Dios y murió mártir en la guerra civil española. Asimismo, una sierva de Dios hace parte de su árbol genealógico, la hermana María Benavides, fundadora de las hermanas dominicas de Betania.

“Crecí de la mano con mi mamá y mi papá, de misa diaria, rosario diario. Hice el retiro ignaciano mensual con mi papá cuando era adolescente. Desde que me conozco sentí que era «propiedad privada de Dios». Nunca lo dudé. Si volviera a nacer sería de nuevo esposa del Señor”, comparte la hermana.

Desde muy joven comenzó a trabajar como misionera laica con los inmigrantes y así pasó 26 años de su vida. Recorrió 13 países diferentes (incluyendo el suyo) en esta labor: Ecuador, Perú, Panamá, Bolivia, Chile, República Dominicana, Haití, Puerto Rico, Costa Rica, España, Barsil y Estados Unidos. Al sentirse identificada con ellos y gracias al consejo del arzobispo de San Juan Roberto González Nieves, decidió ingresar a la orden de las Hermanas Misioneras del Sagrado corazón, fundada por Santa Francisca Cabrini.

Así fue asignada a la arquidiócesis de Denver donde comenzó su labor pastoral en la parroquia Saint Cayetan. Allí hay más de 3.500 feligreses inmigrantes inscritos. “Para mí ha sido una experiencia muy bonita haber caminado con ellos, sufrido y reído con ellos. He visitado en la cárcel algunos que están en proceso de deportación”, indica.

Recientemente esta religiosa comenzó a servir en la parroquia Ascension donde semanalmente se reúnen más de 70 jóvenes en diferentes grupos para conocer y compartir si fe. “Quiero hacerles ver qué esperamos de ellos, que son líderes, que en manos de ellos está el hacer una Iglesia más viva y entusiasta en los Estados Unidos, integrada con la parte anglo”, puntualiza la hermana.

Al preguntarle el motivo de su alegría ella no dudó en responder que esta radica en “la relación personal con Dios” y en la vida de oración que es “un encuentro con Dios, no con uno mismo. Eso me va a abrir a las necesidades de los hermanos”.

La hermana López tiene así «entre ceja y ceja» el celo por la promoción de las vocaciones entre los hispanos del norte de Colorado. “Si propiciamos una atmósfera y cultura de la vocación podemos hablar de vocaciones en cada grupo parroquial e invitar a todos a clarificar qué quiere Dios de ellos. Pues en el siglo XXI Dios sigue llamando”, concluye la religiosa.

Para ver el video de su intervención vaya https://www.facebook.com/esDenverCatholic/videos/1048768128598038/