El horizonte de la castidad en los jóvenes

Mayé Agama

El pasado 31 de mayo, el reconocido conferencista Jason Evert, dio una conferencia sobre la castidad en la parroquia Our Lady of the Valley, en Windsor. Evert dijo a los jóvenes que es muy importante saber esperar y tener paciencia en buscar el amor bueno que Dios tiene planeado para cada uno de ellos.

Manuel Herrera, miembro del grupo juvenil de St. William, Fort Lupton, quien participó en la conferencia junto con otros jóvenes de su parroquia, dijo: “Mis amigos y yo realmente no tenemos mucha orientación en este tema, por eso haber participado de esta conferencia ha sido muy bueno”.

“Sería increíble invitar a Jason a nuestra parroquia para hablar con otros  jóvenes, lo veo muy necesario”, añadió el joven de St. William.

Por su parte, Yulissa Morales, también de St. Williams,  dijo que “hay un montón de adolescentes que salen embarazadas; esto significa que hay una gran cantidad de jóvenes que están teniendo sexo antes del matrimonio. Y esto hace mucho daño a sus vidas y a la sociedad”, concluyó.

Próximamente: Memorias de la hermana Lucía

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

Libro recomendado

Este libro es ideal para que los fieles preparen su corazón para la consagración de la Arquidiócesis de Denver al Inmaculado Corazón de María el próximo 13 de octubre. Está escrito por la mayor de los tres pastorcitos de Fátima: Lucía dos Santos, quien además fue la que vivió por muchos años más después de las apariciones. Mientras que Jacinta y Francisco Marto murieron a muy temprana edad (en 1920 y 1919 respectivamente), Lucía falleció en el año 2005 a los 98 años en el monasterio de Coimbra de las Carmelitas descalzas en Portugal.

La hermana Lucía, al escribir sus memorias, fue obediente a la petición de la Virgen de Fátima cuando le dijo que ella se quedaría viviendo más años en la tierra para “hacerme conocer y amar”. Lucía nos cuenta cómo vivieron los pastorcitos las cinco apariciones marianas y las apariciones previas del ángel de la luz. Nos deja ver detalles de la vida cotidiana como el gusto de Jacinta por el baile. También nos revela el drama que vivieron los pastorcitos cuando ni sus padres, ni el párroco de Fátima creyeron lo que ellos les contaron acerca de sus encuentros con la Virgen. “¿Cómo he de decir que no vi si yo sí vi?” era la sencilla pregunta que se hacía Lucía cuando tanto ella como sus dos primos fueron tildados como mentirosos e incluso llevados presos a Oruém aquel 13 de agosto de 1917. Pese a las amenazas, los niños se mantuvieron firmes a la verdad: sus encuentros reales con la Virgen María en Cova de Iría. Los escritos de la hermana Lucía nos muestran cómo estos pequeños fueron entendiendo las verdades teológicas y las realidades sobrenaturales y cómo comenzaron a realizar ofrecimientos por los pecadores, al ver lo mucho que iban a padecer en el infierno.

Disponible en Amazon y google para ser descargado gratis en PDF.