El estatus migratorio de los padres ¿afecta la situación de los hijos?

Mavi Barraza

Muchos inmigrantes tienen inquietudes y temores sobre su futuro y el de sus hijos. Debido a esta situación las Escuelas Públicas de Denver (DPS por sus siglas en inglés) han compartido algunas preguntas y respuestas relacionadas con el tema de la inmigración y con el compromiso de proteger a los estudiantes de la discriminación e intimidación.

 

¿Qué efecto tiene en la educación de mi hijo el hecho de que sea indocumentado?

Ninguno. Los niños tienen el derecho constitucional de contar con acceso equitativo a la educación, independientemente de su propio estatus inmigratorio o del estatus de sus padres. Ni el presidente ni la legislación estatal o federal pueden quitarles este derecho.

¿Las Escuelas Públicas de Denver solicitan información sobre el estatus inmigratorio de los estudiantes cuando se inscriben en la escuela?

No; los distritos escolares públicos como DPS tienen la obligación de inscribir a los estudiantes, independientemente de su estatus inmigratorio y sin discriminar por motivo de su raza, color de la piel o nacionalidad.

¿El distrito escolar compartirá en algún momento el estatus inmigratorio de los estudiantes con los funcionarios federales de inmigración?

Como ya mencionamos, no preguntamos cuál es el estatus inmigratorio de los estudiantes cuando se inscriben en la escuela. Sin embargo, si nos enteramos de que un estudiante es indocumentado, no compartimos dicha información con el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS, por su sigla en inglés). Si recibimos alguna solicitud de información estudiantil, la oficina legal de DPS protegerá los derechos constitucionales y legales de todos los estudiantes de mantener su información confidencial.

¿Se les ha informado sobre alguna medida inmigratoria que vaya a ejecutarse en las instalaciones escolares?

Hasta la fecha, creemos que el gobierno federal aún se rige según las siguientes directrices, que identifican a las escuelas como lugares vulnerables en donde las medidas inmigratorias no deberían tener lugar.

¿Qué debo hacer si, como padre o tutor legal, me preocupa que me detengan mientras mi hijo se encuentra en clase?

Si algún padre es detenido durante las horas de clase, el Distrito utilizará a los equipos de respuesta ante crisis y emergencias para apoyar a los estudiantes. Le pedimos que actualice la información de contacto de emergencia de su estudiante, ya sea en la escuela o en el Portal para Padres.

¿Qué sucede si soy beneficiario de DACA?

La acción diferida para los llegados en la infancia (DACA, por su sigla en inglés) se basa en una orden presidencial. El nuevo presidente podría optar por rescindir dicha orden. Si usted es beneficiario de DACA, considere la posibilidad de comunicarse con un abogado de inmigración desde ya para que determine si usted puede mejorar su estatus inmigratorio.

¿Qué debo hacer si quiero obtener más información sobre mis derechos inmigratorios?

Solo los abogados de inmigración pueden proveerle asesoría precisa sobre su estatus inmigratorio y sobre cómo ejercer cualquier derecho legal con el que cuente. Para su seguridad, no solicite asesoría de notarios ni de otras personas que no sean abogados certificados de inmigración. Encontrará una lista de recursos disponibles aquí. Adicionalmente, puede buscar un abogado de inmigración de la Asociación Estadounidense de Abogados de Inmigración.

¿Qué hacen las Escuelas Públicas de Denver para garantizar que no se discrimine ni se intimide a ningún estudiante ni a ninguna familia por motivo de su raza, origen étnico, religión o nacionalidad? DPS cree firmemente en garantizar la equidad, que es uno de nuestros valores fundamentales. Implementamos normas que prohíben la discriminación e intimidación contra los estudiantes, las familias o los empleados por motivo de su raza, origen étnico, religión, nacionalidad y muchas otras clases protegidas.

¿Qué debo hacer si considero que mi estudiante o yo hemos sido víctima de discriminación o intimidación?

Informe de la situación de inmediato a su líder escolar o al superintendente. Puede presentar sus quejas o inquietudes mediante los formularios y procedimientos de la Norma AC del Consejo de Educación (haga clic aquí). Nos tomamos estas quejas muy en serio para garantizar que nuestras escuelas continúen siendo lugares seguros.

 

Próximamente: Pastores en la calle

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

Por: Roxanne King

En los últimos años, el Camino Neocatecumenal, un carisma de la Iglesia Católica que tiene como objetivo dirigir a la gente a madurar en la fe cristiana, ha anunciado, durante la Pascua, la Buena Nueva de Jesucristo en plazas públicas a través de la arquidiócesis. Este año, por primera vez, el proyecto de evangelización “Great Missión” (“La gran misión”) tuvo lugar en 16th Street Mall en el centro de Denver.

Desde el inicio, hace 35 años, el 16th Street Mall ha permanecido como una de las principales atracciones para los visitantes, donde llegan tanto turistas como personas del lugar al corredor de una milla de largo, que ofrece una variedad de restaurantes, tiendas y negocios.

“Era el lugar perfecto para la Gran Misión, dijo el sacerdote de Denver Grzegorz Wojcik, original de Polonia, quien fue parte del equipo del camino en la parroquia St. Louis en Englewood, y que anunció la Buena Nueva en el centro comercial. “¡Fue estupendo…enseñar [a la gente] que la Iglesia los está buscando”! dijo el Padre Wojcik, quien hoy es el párroco de St. William en Fort Lupton. “Esto demostró que aún en Denver, una ciudad moderna, Jesucristo va hacia ellos.

El 14 de mayo, el quinto domingo de Pascua, el equipo de Great Mission llevó a cinco sacerdotes católicos, quienes ofrecieron confesiones en el centro comercial.

“Nunca he visto eso antes, que el sacramento [de Reconciliación] venga a las calles”, dijo Flora Potter, miembro del equipo de Great Mission a quien se le asignó sostener una pancarta que decía: “Confesión disponible con un sacerdote católico, HOY”.

“Fue el momento de evangelización más increíble que he experimentado”, dijo Potter. “Llevar el amor de Cristo a la gente en la calle ¡Pastores, que huelen a oveja!”.

“Mientras la gente leía las palabras en la pancarta, sus caras expresaban sorpresa, incredulidad, tristeza, sufrimiento, alegría, ira, dolor, deleite, disgusto y gratitud ¡Me di cuenta de que esto era verdadera evangelización!”, dijo Potter.

“Fue llevar a Dios a las calles”, añadió, “donde la gente pudiera verlo”. El padre Wojcik dijo que la experiencia le recordó escenas de las Escrituras donde la gente pasa por su vida cotidiana y de repente, Cristo aparece.

“Jesús estaba presente ahí,” dijo el padre Wojcik. “Él los estaba buscando. Estaba dando felicidad, la oportunidad de ser libres”.

A pesar de la disponibilidad abundante de los sacerdotes, el padre Wojcik dijo que solo unas 20 personas aprovecharon la confesión.

“Las pocas personas que vinieron, a pesar de las distracciones del 16th Street Mall, fueron increíbles”, dijo.

“Fue un privilegio llevar a cabo este anuncio que cambia vidas”, afirmó. “¿Cómo puedes vivir de la misma manera después de saber que Jesús está aquí en 16th Street Mall, entre las calles 16th y Champa?”.

La mayoría de los transeúntes, dijo el sacerdote, consideraron curioso y entretenido el esfuerzo de evangelización.

“Algunos se pararon por un minuto o dos”, dijo. “Muchos tomaron fotos, pero muy pocos se quedaron a escuchar. Fue un gran descubrimiento: de que Jesús es como un espectáculo, como si no lo necesitaran. No hay tiempo para Jesús, tengo que vivir mi vida”.

Lo que pudo parecer tonto para muchas personas, no lo fue para el equipo de evangelización. “Pudimos hablar con estudiantes, indigentes, veteranos viviendo en casas de refugio, gente que vive en el centro que son afluentes”.

“Gente de toda clase social pasa por ahí”, dijo Sue Van Doren, coordinadora del equipo de 13 miembros de Great Mission de 16th Street Mall, que cuenta con el apoyo de una comunidad de unas 40 personas.

“Estamos anunciando la Buena Nueva de que Dios te ama y te conoce por tu nombre”, dijo. “Hubo oración, cantos y bailes -la gente de nuestra comunidad hablaba conaquellos que estaban en la calle ¡Fue maravilloso!”.

El esfuerzo no fue para hacer proselitismo o para o hacer nuevos miembros del Camino o católicos conversos , dijo el padre Wojcik.

“Fue para mostrar el rostro de Jesucristo”, dijo. “Para anunciar el Evangelio. Fue la Iglesia presente, recordándole a la gente el amor de Dios”.

“Como un faro que ilumina a los barcos que están en el mar”, añadió, “la gente no tiene que venir [a la Iglesia], si no que necesitan ver a Cristo [para que] puedan ser salvos”.

Traducido del original en inglés por Mavi Barraza.