El arte de la gratitud

Cómo una práctica diaria puede transformar tu mente y tu corazón.

Therese Bussen

La fiesta de Acción de Gracias es una ocasión en la que quizás pensamos de manera más intencional en el hábito de agradecer pero a menudo esto termina cuando se acaban los días festivos. Convertir esto en una práctica diaria, tendría el potencial de cambiar nuestras vidas y nos traería grandes beneficios tanto a nivel espiritual como psicológico.

De acuerdo con el padre Daniel Cardó, párroco de Holy Name en Englewood, la gratitud es mucho más que solo decir gracias.

“Es una disposición esencial porque es cómo entendemos la vida y cómo nos entendemos a nosotros”, dice. “Podemos pensar en cosas que no esperábamos y que nos han sido dadas. Este dejarnos sorprender es una experiencia de permitir que el amor mueva nuestros corazones y este es el primer paso para responder”.

“Una buena manera de estar agradecidos es siendo sencillos”, continuó. “La gratitud viene de la manera en que vemos a Dios, en que nos vemos a nosotros mismos y en que vemos a los demás. Si estamos demasiado centrados en nosotros mismos, pensamos que tenemos derecho a todo”, explica el sacerdote. “Entre más crecemos en gratitud, más veremos a Dios como un Padre y a los otros como nuestros hermanos quienes, así como nosotros, han recibido todo como un don”.

Otro beneficio de la gratitud es un cambio de perspectiva del sufrimiento. En lugar de desesperarnos, podemos ver que tal vez el bien llega luego de momentos muy difíciles.

“Si nosotros estamos agradecidos, no nos quejaremos o nos escandalizaremos cuando suframos. Para Job, el personaje del Antiguo Testamento que perdió toda su familia y sus tierras, fue bueno experimentar el sufrimiento porque esto lo hizo más agradecido”, dice el padre Cardó. “En Cristo sabemos que Dios no nos manda las cosas malas, pero sabemos que él permite bienes que provengan de nuestros momentos de sufrimiento”,

 

Cambio de hábitos mentales

La gratitud no solo nos beneficia espiritualmente. También trae grandes beneficios a nuestra salud mental.

“Estar agradecidos nos ayuda a ponernos en los zapatos de otras personas, permite darnos cuenta de que no todo depende de nosotros”, dice el doctor Jim Langley, psicólogo del centro Saint Raphael en Littleton. “La gente tiene menos ansiedad, es menos egoísta, da menos muestras de agresividad y está más empática. Cuando reconocemos que hay un don que se nos ha sido dado, esto nos hace más propensos a retribuirlo a los demás”.

El doctor Langley señala que la mente humana tiende a mostrar más lo negativo, por ello recomienda una práctica diaria de anotar las cosas buenas, lo cual nos puede ayudar mucho hacia una actitud positiva.

Pero comenzar con una práctica de gratitud puede parecer falso o forzado, hasta que se haya formado el nuevo hábito, según dice el doctor Langley.

“Así funciona nuestro cerebro. Es como si se estuvieran pavimentando nuevas vías. Puede resultar pesado e incómodo, pero después de 30 días te puede hacer sentir normal y natural”, dice. “Una vez que vences esta lucha, esto se convierte en parte de lo que eres”.

Cómo practicarla

Entonces, ¿cómo se practica diariamente la gratitud? El doctor Langley y el padre Cardó ofrecen unos consejos sencillos y útiles:

“Al finalizar el día, toma nota de las cosas buenas que han sido hechas, grandes y pequeñas”, recomienda el psicólogo. “El examen (un método de oración diseñado por San Ignacio de Loyola) es algo muy bueno”.

Se trata de una oración sencilla que tiene cinco pasos: Pedirle a Dios la luz del entendimiento, darle gracias, revisar el día con la ayuda del Espíritu Santo, enfrentar los defectos y esperar el día que está por venir. También recomendó ser conscientes, de manera intencional, de cómo las personas que queremos son un don, y de que debemos decírselos.

“Es muy fácil dar por sentado que las personas están ahí, especialmente en la vida familiar”, pero dice que es importante que alguien nos haga saber que somos significativos. “Parte de nuestra misión es ser Cristo para los demás, cuando se los hago saber, estoy siendo Cristo para ellos”.

El padre Cardó recomendó oraciones sencillas: “Algo muy práctico es decir una oración de gratitud cuando nos levantamos. O hacer el examen durante la noche por unos minutos, también en familia antes de la comida”.

“También durante el día de Acción de Gracias, se puede pensar en los dones más grandes de nuestra vida e incluso escribirlos, agradeciendo a Dios por ellos y también a quienes representan un don para nosotros. Hacer una llamada para decir ‘gracias’”.

“Si estamos agradecidos, seremos más sencillos. Cuando nos ponemos demasiado complicados o esperamos mucho de los demás, eliminamos la capacidad de asombro”, concluye, “Entre más agradecido seas, más sencillo y feliz serás. Si somos sencillos, sabremos que Dios nos dará justo aquello que necesitamos. Él nos prometió darnos aquello que necesitemos. La gratitud nos hace recibir lo que necesitamos con alegría”.

Traducido del original en inglés y adaptado por Carmen Elena Villa.

Próximamente: La marcha pro-vida 2018 compartirá la alegría de la vida

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

Por: Roxanne King

Te invitamos a marchar en apoyo al movimiento de derechos civiles más vital que existe al momento, y lo único que necesitas es llevar tu alegría.

Ese es el mensaje de la marcha y la manifestación Celebrate Life 2018 organizada por la oficina de Respect Life (respeto a la vida) de la Arquidiócesis de Denver.

Con el tema “Trae tu alegría”, el evento anual, que se llevará a cabo el 13 de enero a las afueras del Capitolio de Colorado, es una muestra de unidad y solidaridad con el derecho de la vida.

Todos están invitados a ser testigos de la santidad y del valor de la vida humana en cada edad y etapa.En años pasados la cifra de asistentes ha llegado a 3 mil. Los participantes se congregarán en las escalinatas al oeste del Capitolio a la 1 p.m. antes de comenzar la marcha por el vecindario de Capitol Hill, que estará acompañada de varios grupos musicales

Entre los oradores están el arzobispo de Denver Samuel J Aquila, el ordenado ministro Presbiterano y presidente de Colorado Christian University, Don Sweeting y una hermana de la comunidad Sisters of life. También estará la coordinadora regional de Studens for Life of America Bethany Janzen, y el párroco de la Iglesia de los Todos los Santos, Monseñor Peter Quang Nguyen.

La música estará a cargo del popular artista Matt Miller y del coro del Seminario Teológico St. John Vianney. El maestro de ceremonias será Chris Stefanick, fundador de Real Life Catholic.

Según Grandon la celebración pretende construir puentes entre aquellos pro-vida hispano y angloparlantes en la Iglesia Católica y también con los [hermanos] protestantes.

Antes del evento el arzobispo Samuel Aquila presidirá una Misa a las 11:30 de la mañana en la Catedral Basílica Immaculate Conception. También se celebrarán simultáneamente Misas en otras seis parroquias (ver información al finalizar el artículo).

Las manifestaciones estarán acompañadas por una banda de mariachis y matachines, cuya danza ritual representa la victoria del cristianismo sobre el paganismo.

La marcha será liderada por Endow, un apostolado con sede en Denver que se dedica a estudiar las enseñanzas de San Juan Pablo II sobre la mujer.

“No te sientes en tu casa con apatía”, instó Grandon, señalando que se ha proporcionado a las familias una lista de cosas divertidas que hacer en Denver en RespectLifeDenver.org. “¡Ven a la marcha y quédate por la diversión!

“Al ver a todos los diferentes grupos, la gente se preguntará: ¿quiénes son? ¿De qué se trata todo eso?”, añadió. “Es poderoso el mostrarse sin vergüenza alguna, todos juntos y decir que cada vida que Dios ha creado tiene valor y dignidad”.

 

CELEBRATE LIFE 2018

Que: Marcha y manifestación Pro-life

Cuando: 13 de enero del 2018

Dónde: Escalinata oeste del Capitolio de Colorado 200 E. Colfax Blvd., Denver

Misas: Presidiendo el evento en parroquias del centro de Denver – 11:30 a.m. Catedral Basilica Immaculate Conception; o a las 11 a.m. en Holy Ghost o St. Elizabeth of Hungary, o en español en Annunciation, Our Lady of Guadalupe (presidida por el obispo Jorge Rodríguez), Sacred Heart o St. Joseph. Información: RespectLifeDenver.org o (720) 799-9299

 

Traducido del original en ingles por Mavi Barraza.