Conoce la futura beata mexicana

Escritor Invitado

Por Ary Waldir Ramos Díaz

El Vaticano informó el pasado 9 de junio de 2018, que el Papa Francisco autorizó la aprobación del milagro atribuido a la intercesión de María de la Concepción Cabrera de Armida Arias, esposa y madre de 9 hijos.

La Venerable Sierva de Dios, nació en San Luis Potosí (México) el 8 de diciembre de 1862 y fallecida en Ciudad de México (México) el 3 de marzo de 1937.

Se trata de la certificación del milagro ocurrió al señor Jorge Treviño, nacido en Monterrey, México. Quien padecía de esclerosis múltiple. Treviño fue operado y aseguró que durante la anestesia tuvo un encuentro en sueños con Conchita Cabrera. A partir de ese momento, empezó a moverse y la enfermedad desapareció.

El milagro fue evaluado durante 5 años por una comisión teológica y médica. El 1 de mayo, el voto de los galenos fue unánime y a favor de la aprobación. Tras los votos del Congreso de cardenales y obispos, y por último del Papa, ahora se abre el camino a la beatificación.

Concepción Cabrera de Armida fue una madre muy espiritual que combinó su misión con su vocación familiar.

Según sus biógrafos, ella afirmaba que no le inquietó el “noviazgo” con su futuro esposo, pues no lo consideraba que le impediría ser una servidora de Dios. “El recuerdo de Pancho no me impedía mis oraciones, me adornaba y componía sólo para gustarle a él, iba a los teatros y a los bailes con el único fin de verlo. Todo lo demás no me importaba”.

El matrimonio se celebró el 8 de noviembre de 1884. Durante la fiesta, en el brindis, Conchita Cabrera pidió a su esposo que le dejara comulgar a diario, que no debía tener celos de su amor por Jesús.

Esta madre de familia y esposa fue fundadora de las Obras de la Cruz, además es considerada gran escritora y mística mexicana. Murió el 3 de marzo de 1937, a la edad de 75 años. Actualmente sus restos mortales, se encuentran en la cripta del Templo San José del Altillo, en el número 1700 de la Avenida Universidad de la Ciudad de México.

La causa de beatificación y canonización inició en 1956 por iniciativa del arzobispo de México. La Congregación para las Causas de los Santos aprobó el decreto el 27 de febrero de 1986.

El 19 de octubre de 1999 el congreso de teólogos y el Cardenal Alfonso López Trujillo, declararon que “la Sierva de Dios María de la Concepción Cabrera había observado las virtudes teologales, las cardinales y las anexas a éstas en forma heroica”.

Juan Pablo II reconoció a Concepción Cabrera de Armida como Venerable el 20 de diciembre de 1999 en Roma.

 

Tomado de www.aleteia.org

Próximamente: ¡Conoce tu fe por medio de la Biblia!

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

¡Conoce tu fe por medio de la Biblia!

El movimiento Apóstoles de la Palabra está presente en cuatro parroquias del norte de Colorado

Carmen Elena Villa

Católico: ¿Conoces tu fe? ¿la sabes defender? El movimiento Apóstoles de la Palabra busca estudiar las Sagradas Escrituras y orar con ellas para conocer mejor a Jesús. Uno de sus lemas es “Biblia para todo, Biblia para Todos”.

Apóstoles de la Palabra es un movimiento fundado en México por el sacerdote italiano Flaviano Amatuli, (1938 – 2018) quien vio la inquietud por el creciente número de sectas y grupos protestantes cuyos miembros, muchas veces por ignorancia de las Sagradas Escrituras abandonaban la fe católica. “El nombre de apóstoles de la Palabra tiene mucho que decir de nuestro carisma”, dijo en diálogo con Denver Catholic en Español el padre Octavio Díaz, vicario general de este movimiento y quien vino desde México D.F a ofrecer conferencias y mini cursos de Biblia en el norte de Colorado.

Padre Octavio Díaz. Vicario general de Apóstoles de la Palabra

“El Espíritu Santo suscita en la Iglesia movimientos cuando hay una necesidad y hoy tenemos que reconocer que muchos católicos no leen ni estudian la Biblia”, indicó el sacerdote.

Así, muchos jóvenes dan un año de servicio a la Iglesia anunciando la Palabra de Dios. Primero se preparan y luego se dedican a enseñar. “Dan cursos sencillos de historia de la salvación o de apologética”, dice el padre Díaz.  Y a las personas que quieran seguir aprendiendo, se les invita formar grupos de estudio y oración permanentes.

“Es una visión equivocada decir que la Biblia es solo para los protestantes. El libro por excelencia de un cristiano es la Biblia”, advierte el padre Díaz. “El único libro que yo al terminar de leer tengo que decir «Palabra de Dios» es la Sagradas Escrituras”.

El sacerdote indica que el estudio del Catecismo ayuda a que los católicos entendamos e interpretemos las Sagradas Escrituras, “pero no las sustituye”. Por ello el estudiar y orar con la Biblia sirve como “fuente de inspiración”.

El movimiento Apóstoles de la Palabra está presente en Denver desde hace diez años, cuando Eliseo Mendes, un laico quien su juventud fue misionero en México, vino desde su tierra natal a vivir a Colorado, donde decidió iniciar este movimiento el cual tiene hoy cerca de 70 adeptos en cuatro parroquias (ver recuadro).

“La misión que realizamos es la evangelización de casa en casa, los diálogos en público con hermanos separados. Entender que no se trata de pelear, sino que entendamos cuál es la verdad”, dice Eliseo, hoy coordinador diocesano de este movimiento.

“He visto la necesidad de los católicos que no saben dar respuesta a los hermanos separados”, comparte Mendes. “Es importante el estudio de las Sagradas Escrituras para conocer cuál es el plan de Dios para llegar a la salvación. Que cada católico despierte y ponga su granito de arena y estudie apologética que es lo necesario en este siglo”, concluye Mendes.

 

¿Dónde se reúnen los Apóstoles de la Palabra?

Parroquia Holy Cross, Thornton. Lunes de 7 a 9 p.m.

Holy Rosary, Denver. Martes de 7 a 9 p.m.

Our Lady Mother of the Church, Commerce City. Miércoles de 7 a 9 p.m.

Annunciation, Denver. Viernes de 7 a 9 p.m.

¿Quieres que los Apóstoles de la Palabra vayan a tu parroquia? Llama a José Luis Rojas 719-250-6513.