¿Cómo evitar ser estafado?

Escritor Invitado

Por: Clemente Carballo

Cada año, los estafadores defraudan a nuestras comunidades con cientos de millones de dólares vendiendo falsos servicios y cobrando falsas déudas en salud, trabajos y educación. La gente muchas veces no siente confianza ni sabe cómo reportar estos fraudes cuando han sido víctimas o han experimentado estos abusos.

Por eso se realizó recientemente una conferencia de prensa organizada por la Comisión Federal de Comercio y la Oficina General del Procurador de Colorado, para ofrecer algunas pautas sobre cómo detectar y evitar las estafas.

En esta conferencia se invitó a oficiales de la ley, defensores comunitarios y consumidores para hablar del problema de los fraudes y estafas que sigue creciendo, para explicarle a la gente cómo protegerse al igual que sus vecinos.

Una de las ponentes, Cristina Miranda, especialista en educación al consumidor de la comisión federal de Comercio en Washington D. C. habló de los principales fraudes que sufre la comunidad inmigrante, principalmente la latina: “las estafas de notario son las más comunes, porque un notario no es un abogado como en nuestros países latinos. Hay que tener mucho cuidado con eso porque si alguna de estas personas te dice que puede arreglar tus papeles de inmigración por una cantidad de dinero eso puede ser un fraude porque no tiene el derecho ni el poder como un abogado aquí en los Estados Unidos”.

Luego dijo: “No pueden llenar los papeles, porque si le das tu información personal o información financiera te pueden robar tu identidad”.

También hay muchos casos de estafas telefónicas: “Desafortunadamente la gente cree mucho lo que dicen por correo electrónico y por teléfono. Existen muchos impostores que están llamando supuestamente de parte del gobierno federal como la Oficina de recaudación fiscal (IRS) y tratan de decirte que tienes una deuda y te presionan para que pagues”.

Cristina explicó cómo evitar estos fraudes: “Si una persona comienza a hablarte fuerte, con malas palabras o si empiezan a amenazarte de alguna forma para hacer una transferencia de dinero inmediatamente por alguna deuda o por cualquier motivo, esto te hace caer en la cuenta de que se trata de un estafador. Debes colgar el teléfono inmediatamente porque no te va a pasar nada y reportar esa estafa a la FCT directamente al sitio web ftc.gov/queja”.

Es importante para las personas que reciben llamadas de supuestos bancos o compañías legales nunca dar el número de Seguro Social ni fecha de nacimiento, ni números de cuenta bancaria personal.

Cristina Miranda aclaró otro elemento muy importante: “La oficina de recaudación fiscal (IRS) o cualquier entidad del gobierno federal nunca se va a comunicar contigo por teléfono. Eso es una estafa, siempre se van a comunicar por carta que envían a tu domicilio”.

Actualmente se tienen datos de como las estafas o fraudes han aumentado más con los jóvenes que con la gente mayor. Por eso la Comisión Federal de Comercio ofrece programas de cómo estar seguro en línea evitando el fishing y los correos que reciben y libros de la campaña ‘Necetera’ que pueden obtener en consumidor.ftc.gov con un contenido en español para evitar estas estafas que están afectando a los jóvenes hispanos.

Cada semana la Comisión Federal de Comercio reciben miles de quejas y resulta imposible contestarlas todas directamente, sin embargo, las quejas entran a una base de datos y los investigadores y la gente involucrada con el cumplimiento de la ley puede posiblemente crear un caso. Es muy importante reportar cualquier estafa y tomar conciencia acudiendo a este tipo de conferencias.

 

Próximamente: Avanza la investigación de imagen de la virgen que llora en Nuevo México

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

Por Jaime Septién. Aleteia.org

Si el fenómeno es un engaño “no estamos seguros de cómo se haría, físicamente” dice el obispo de Las Cruces

Una historia de lágrimas –o de aceite de oliva—ha estado corriendo por todas las publicaciones católicas de Estados Unidos. Sucedió con una escultura de bronce de la Virgen de Guadalupe, en la parroquia que lleva su mismo nombre, en el pueblo de Hobbs, Nuevo México.

La parroquia, perteneciente a la diócesis de Las Cruces ha sido visitada ya por muchos peregrinos, pues feligreses informaron, desde mayo pasado, que habían visto que un líquido fluía de los ojos de la Virgen morena.

El obispo Oscar Cantú dijo al periódico Las Cruces Sun-News que se había enviado una muestra del fluido para su análisis científico que determinó que se trata de aceite de oliva, “un aceite de oliva perfumado”.

“Algunos de los testigos afirmaron que olía a rosas, por lo que puede ser algo similar al aceite que bendigo y consagro cada año y que usamos para el bautismo, para las confirmaciones y para la ordenación de los sacerdotes”, agregó el obispo Cantú.

La diócesis de Las Cruces –una de las diócesis con mayor porcentaje de habitantes católicos de origen hispano en Estados Unidos– todavía se encuentra investigando de dónde podría haber provenido el aceite.

“Examinamos el interior de la estatua hueca. No hay nada en el interior que se suponga que no debe estar allí, a excepción de las telarañas. Entonces tomamos fotos; lo examinamos”, dijo el obispo de Las Cruces al rotativo.

Los “frutos” de las lágrimas

Más adelante, agregó que los oficiales se habían contactado con los fabricantes de la estatua para ver si algún fluido o cera podría haber permanecido dentro de la estatua después de haberla lanzado. “En ese proceso, nos aseguraron que no habría posibilidad de que quedara humedad en el bronce”, subrayó el prelado.

El obispo Cantú aseguró que, incluso, si el fenómeno es un engaño “no estamos seguros de cómo se haría, físicamente”.

“Es bronce endurecido. Hemos examinado el interior y no hay nada en el interior”, agregó. Y más adelante dijo: “Si la Iglesia llega a la conclusión de que es un milagro, debe decidir si es de Dios o de un espíritu maligno. Ellos decidirán eso en base a los ‘frutos’ del fenómeno”.

“He leído la mayoría de esos testimonios escritos, y son historias de tremenda fe, personas que han estado lidiando con terribles sufrimientos en sus vidas y han sentido un tremendo consuelo espiritual por el hecho de que María camina con nosotros en nuestras lágrimas”, dijo el obispo Cantú.

“No puedo evitar pensar en mi propio derramamiento de lágrimas por la gente pobre que viene a nuestra frontera, huyendo de situaciones que amenazan la vida. Las lágrimas de esos niños que están separados de sus padres. Hay muchas razones por las que derramaríamos lágrimas, y Dios está con nosotros en esos momentos”.

A los testimonios de conversión y de beneficio espiritual se suman los reportes de los fieles presentes en el momento de las lacrimaciones y ahora los hallazgos de los análisis químicos practicados al líquido obtenido de la imagen.