Caridades Católicas viviendas de apoyo para indigentes

Escritor Invitado

Por: Roxanne King

Gracias a los recién inaugurados Guadalupe Apartments de Caridades católicas, este será el primero de siete inviernos en el cual Christopher Llamas no será más un indigente. “El primero de enero hubiera sido el primer día del octavo año”, dijo el joven de 26 años a Denver Catholic. “Viví bajo puentes y en cualquier otro lugar donde pudiera encontrar refugio”.

Ahora tiene un pequeño estudio completamente amoblado y también servicios de apoyo que le ayudan a abordar los problemas que lo llevaron a ser indigente, que consisten, según él dice, en no poder mantener un trabajo debido a discapacidades cognitivas resultado del síndrome del bebé sacudido.

“Estoy muy agradecido”, dijo Llamas acerca de su casa recientemente adquirida. “Es maravilloso poder permanecer caliente en el invierno …es acostumbrarse a la vida normal”.

Llamas estaba entre 125 personas, incluidos residentes de Guadalupe Apartments, líderes de viviendas asequibles, inversionistas y funcionarios del gobierno que asistieron a la gran inauguración del primer complejo de viviendas de apoyo permanente a gran escala del condado de Weld el 27 de octubre.

El objetivo de Guadalupe Apartments, que están ubicados en el 1520 N. 11th Ave.en Greeley, es brindar estabilidad de vivienda a individuos o familias indigentes en camino hacia una vivienda sostenible.

“Este no solamente un edificio de departamentos”, dijo Justin Raddatz, director ejecutivo de Archdiocesan Housing Inc., una rama de Catholic Charities. “Es un hogar con entrenador”.

Guadalupe Apartments, que tuvo un costo de $13.5 millones, consiste en 47 estudios, de una y dos recámaras amobladas que integran la asistencia de vivienda asequible sin tiempo limitado con servicios de apoyo en el mismo sitio, incluyendo manejo de caso, evaluación de salud mental, y recursos de empleo.

“El propósito de los administradores de casos es servir a los residentes y eliminar las barreras que les impiden alcanzar sus objetivos, desde la necesidad de referencias médicas hasta el aprendizaje de Microsoft Word para conseguir un trabajo”, dijo Raddatz. “Eso es lo que el equipo de Archdiocesan Housing ofrece a todos los residentes de forma gratuita”.

Los apartamentos están subsidiados a través del programa US Department of Housing y Urban Development voucher, por lo que el costo de alquiler de los residentes no supera el 30 por ciento de sus ingresos, dijeron los representantes.

Larry Smith, presidente y director ejecutivo de Caridades Católicas de Denver, encabezó la ceremonia de inauguración y recepción, y agradeció a los muchos voluntarios, socios y organizaciones que hicieron posible el proyecto de 16 meses, incluyendo US Bank, el Colorado Department of Housing, la ciudad de Greeley, el Carrico Foundation, North Range Behavioral Health, y la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Según los representantes el proyecto fue financiado a través de las ganancias de las ventas de los créditos impositivos federales para viviendas de bajos ingresos y los créditos impositivos estatales.

“Recientemente, el informe de Freddie Mac sobre la asequibilidad del alquiler en Colorado no es bueno, porque dice que continúa empeorando”, dijo Smith a los asistentes. “La belleza de lo que hemos podido hacer aquí reuniendo una asociación de muchos grupos individuales … es para lograr vivienda … que ofrece a las personas que anteriormente no tenían hogar, dignidad y respeto”.

El arzobispo Samuel Aquila roció agua bendita en la puerta principal mientras bendecía las instalaciones.

“Oh Señor nuestro Dios”, oró, “… derrama tu bendición sobre todos los que vivirán aquí a lo largo de los años y en esta comunidad vecina y en esta ciudad”.

La vivienda Guadalupe comenzó a alquilar las unidades en septiembre, dijo Raddatz añadiendo que casi cada unidad ha sido ocupada. Al señalar la extrema necesidad de viviendas asequibles, dijo que 150 familias están en lista de espera.

“El límite de ingresos para calificar para una unidad es el 30 por ciento del ingreso medio del área”, le dijo al Denver Catholic. “Esto es realmente para personas que no tienen nada”.

Ashley Trujillo, de 24 años, se mudó junto con sus dos hijos de 5 y 7 años, a una unidad de dos recámaras hace dos semanas después de estar sin hogar durante seis meses, tiempo durante el cual se quedaron con su familia, se dormían en el sofá y en su automóvil.

“Esto es algo bueno, es una bendición, y estamos más que agradecidos”, dijo la madre soltera, y agregó que, con una vivienda estable, ahora puede enfocarse en seguir su educación. Su esperanza es convertirse en higienista dental.

“El departamento llegó bellamente amoblado”, dijo Trujillo, desde los muebles y electrodomésticos hasta los platos en la cocina y las toallas en el baño. Además, las instalaciones incluyen una sala de computación, una sala familiar, un lavadero y un gimnasio.

“Me encanta, es perfecto”, dijo Trujillo. “Pasamos de no tener nada, a tener todo esto”.  “Ahora mis hijos preguntan ‘¿Vamos a ir a casa después de escuela?’” recuerda con una sonrisa. “Y les digo, ¡Ya saben!”

 

Próximamente: V Encuentro: El ministerio hispano visto por sus pastores

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

V Encuentro: El ministerio hispano visto por sus pastores

Se realiza en Phoenix el V Encuentro de la pastoral hispana. Región XIII

Carmen Elena Villa

(Foto de The Catholic Sun. Periódico de la diócesis de Phoenix)

Los obispos de las diez diócesis de la región XIII de Estados Unidos brindaron sus consejos pastorales en un panel que presentaron durante el V Encuentro de la pastoral hispana que se realizó en Phoenix del 23 al 25 de febrero y que abarca los estados de Wyoming, Colorado, Utah, Nuevo México y Arizona.

 

Ser testimonio para los jóvenes

Sobre la pastoral juvenil el arzobispo de Santa Fe, Nuevo México, John C. Wester dijo que para lograr un apostolado efectivo es necesario tener una intimidad con Jesús y hablar a los jóvenes “como un padre, no como un profesor”.

Por su parte el obispo de Salt Lake – Utah, Oscar Solis, aseguró que la participación de los jóvenes es esencial para tener una Iglesia más viva. Para el obispo de Colorado Springs monseñor Michael Sheridan, es importante destacar el “deseo de relaciones auténticas”, que tiene el joven.

El Obispo Gerald Frederick Kicanas, de Tucson – Nuevo México destacó cómo el joven busca relaciones de amistad profundas y que muchas veces no saben encaminar por su excesivo consumo de tecnología y la falta de comunicación persona a persona. Dijo que los agentes pastorales tienen una responsabilidad muy grande porque la fe “no se enseña. La fe es como un virus”, el cual se contagia con el contacto con quienes tienen a Jesús en el centro.

 

Desafíos para las familias hoy

El obispo auxiliar de Phoenix Eduardo Nevares dijo que “como va la familia, así va la sociedad y la Iglesia”. Y se refirió a los desafíos que tiene que enfrentar la familia: “En muchos hogares trabajan los dos padres. Muchas veces los papás no hablan entre ellos porque ambos están trabajando y necesitan dinero”. Y dijo cómo en ocasiones las familias deben hacer ciertas opciones para el bien de las mismas: “Tenemos que escoger y no tener que tener un televisor en cada cuarto, dos o tres carros último modelo y así el papá y la mamá se queden en la casa porque ellos son nuestro tesoro. El dinero es el tesoro en los Estados Unidos pero para los hispanos los hijos son el verdadero tesoro”. Y exhortó a las familias allí presentes: “¡Nada de que solo un hijo es suficiente!” – a lo que el púbico aplaudió de manera apoteósica – Y dijo que la Iglesia necesita matrimonios compuestos por “un hombre, una mujer, donde haya fertilidad por el bien de la sociedad y de nuestra madre Iglesia”.

El obispo de Las Cruces, Oscar Cantú compartió en este panel cómo su diócesis está experimentando una catequesis en familia: “Que aprendan juntos papás, hijos y abuelos. Que se encaminen como familia aprendiendo a su nivel y a veces los niños le enseñan más a los padres”.

 

Más vocaciones

Para el obispo de Colorado Springs Michael Sheridan el lugar donde mejor se cultivan y florecen las vocaciones es el de la familia e invitó a “no subestimar lo que hacen las familias”.

Por su parte el obispo auxiliar de Denver Jorge Rodríguez pidió no tener miedo de decir que en las familias se permita escuchar el llamado vocacional. El prelado compartió que, antes de su nombramiento episcopal, fue vicerrector del seminario Saint John Vianney de Denver donde veía en el proceso de admisión de los candidatos al sacerdocio cómo su vocación florecía en el seno de familias cristianas y cómo ellos se habían atrevido a dar este paso porque alguien una vez les preguntó si habían pensado en ser sacerdotes.

Sobre el tema el obispo de Las Cruces Oscar Cantú compartió su experiencia al ser texano pero de papás mexicanos. “No nos sentimos completamente americanos”, confesó. Y dijo que cuando iba de viaje a México a visitar a su familia extendida “no hablaba perfecto español” entonces se sentía “como la india María. Ni de aquí ni de allá. Como muchos de ustedes, experimenté la discriminación”. Hasta que una religiosa le dijo: “Tú vas a ser un orgullo y un regalo para la Iglesia porque tú tienes dos culturas, hablas dos idiomas, conoces dos mundos”. Sin embargo, era la primera vez que el hoy obispo Cantú escuchó estas palabras. “Tenemos que decirle a nuestros jóvenes, a nuestros niños que son una bendición y que tienen esa capacidad de ser puentes en nuestra sociedad”.

Luego los obispos respondieron algunas preguntas dirigidas de parte del público. Uno de los asistentes preguntó si pensaban que este encuentro daría algún tipo de frutos para la vida de la Iglesia a lo que el obispo de Pueblo – Colorado, Stephen Berg aseguró “firmemente que el V Encuentro va a marcar una diferencia con las metas que estamos hablando y en nuestro caso, el compromiso con una mejor comunicación” y dijo que con este encuentro se espera dar “un paso hacia el liderazgo y para el cambio de la cultura en toda la Iglesia”.

Para ver más fotos y videos del encuentro vaya a nuestro Facebook en Denver Catholic en español.