Buenas noticias para familias que están buscando una educación católica

El costo de la matrícula se ajustará al presupuesto de cada familia

Karna Lozoya

El superintendente de escuelas católicas Elías Moo tiene buenas noticias para las familias que quieran enviar a sus hijos a escuelas católicas pero creen que no tienen una opción financiera viable.

Esta semana Moo anunció un programa de matrícula variable para las escuelas católicas de la Arquidiócesis que busca ajustar el precio de la matrícula a la realidad económica de cada familia. El programa será implementado en el próximo otoño en un grupo selecto de escuelas arquidiocesanas.

Moo explica en un video cómo esta matrícula se hace variable y recuerda cómo Jesús le dijo a sus discípulos “Pedid y se os dará, buscar y hallaréis, llamad y se os abrirá”. “Has buscado una educación católica para tus hijos y estás tocando las puertas de nuestras escuelas”, dice. “Nuestras escuelas trabajarán para ti… para asegurar que las puertas de la educación católica estén abiertas”.

 

Dignas del nombre

El programa de matrícula variable es un aspecto de una visión más amplia de las escuelas católicas que tiene sus raíces en un simposio realizado en el año 2015 y dirigido por el arzobispo Samuel Aquila, el cual reunió a más de 200 profesores, rectores, párrocos y líderes arquidiocesanos para discutir las maneras de superar los desafíos que enfrentan las escuelas católicas.

Los frutos del simposio estuvieron articulados en dos documentos de visión titulados “Dignas del nombre” (2016) y “Dignas de inversión (2017).

Dignas del nombre describen cuatro áreas de trabajo: “En misión”, “Excelente en todo sentido”, “Accesible a todos” y “sostenible para el futuro”.

Trabajando en el último documento “Dignas de inversión” reiteramos que “no es suficiente para las escuelas católicas de la Arquidiócesis de Denver el simple hecho de permanecer abiertas. Nuestras escuelas deben continuar siendo comunidades vibrantes en los aspectos académico, social y espiritual”.

Además, el documento indica que las escuelas católicas “deben ser sostenibles para el futuro y asegurar la presencia de una educación católica a las familias del norte de Colorado para las generaciones venideras”.

La implementación del programa de matrícula variable comenzará este otoño en cerca de un tercio de las escuelas arquidiocesanas de educación básica. Eventualmente, Moo tiene la intención de que todas las escuelas participen en este programa.

“Estamos en una importante coyuntura en la historia de la educación católica en nuestra arquidiócesis”, dice Moo. “Queremos que nuestras escuelas continúen su labor por muchos años más, pero para hacer esto tenemos que trabajar juntos para fortalecer nuestro sistema y servir mejor a nuestras familias”.

“Una de las principales maneras en que fortaleceremos nuestro sistema educativo”, prosigue Moo, “es haciendo una educación católica transformadora esté más asequible a las familias”.

 

Matrícula ajustada

De acuerdo con Moo la oficina de escuelas católicas se asociará con Seeds of Hope (Semillas de esperanza n.d.t) y otras escuelas individuales para calcular cuánto debe pagar cada familia, basados en información financiera que proveen las familias.

“Las escuelas también tendrán en cuenta los niveles de otras matrículas y otros ajustes para determinar el monto que deben pagar todos sus hijos”, dice.

Moo asegura que se trata de una práctica común a todas las escuelas pero que se debe analizar caso por caso. “Mientras que el programa hace esta práctica uniforme, esta permitirá todavía que cada escuela continúe su nivel local de control para determinar qué es lo mejor para sus familias. Esto beneficiará a fin de cuentas todas las escuelas y familias”.

La meta final, dice, es “abrir nuestras puertas a ustedes y a sus familias para proveer una matrícula que se ajuste a su realidad”.

Para saber más vaya a la página web http://denvercatholicschools.com/colegiatura/ También comuníquese con Carlos Hernández al (720) 456-5422 o escriba a carlos.hernandez@archden.org

Próximamente: ¡Conoce tu fe por medio de la Biblia!

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

¡Conoce tu fe por medio de la Biblia!

El movimiento Apóstoles de la Palabra está presente en cuatro parroquias del norte de Colorado

Carmen Elena Villa

Católico: ¿Conoces tu fe? ¿la sabes defender? El movimiento Apóstoles de la Palabra busca estudiar las Sagradas Escrituras y orar con ellas para conocer mejor a Jesús. Uno de sus lemas es “Biblia para todo, Biblia para Todos”.

Apóstoles de la Palabra es un movimiento fundado en México por el sacerdote italiano Flaviano Amatuli, (1938 – 2018) quien vio la inquietud por el creciente número de sectas y grupos protestantes cuyos miembros, muchas veces por ignorancia de las Sagradas Escrituras abandonaban la fe católica. “El nombre de apóstoles de la Palabra tiene mucho que decir de nuestro carisma”, dijo en diálogo con Denver Catholic en Español el padre Octavio Díaz, vicario general de este movimiento y quien vino desde México D.F a ofrecer conferencias y mini cursos de Biblia en el norte de Colorado.

Padre Octavio Díaz. Vicario general de Apóstoles de la Palabra

“El Espíritu Santo suscita en la Iglesia movimientos cuando hay una necesidad y hoy tenemos que reconocer que muchos católicos no leen ni estudian la Biblia”, indicó el sacerdote.

Así, muchos jóvenes dan un año de servicio a la Iglesia anunciando la Palabra de Dios. Primero se preparan y luego se dedican a enseñar. “Dan cursos sencillos de historia de la salvación o de apologética”, dice el padre Díaz.  Y a las personas que quieran seguir aprendiendo, se les invita formar grupos de estudio y oración permanentes.

“Es una visión equivocada decir que la Biblia es solo para los protestantes. El libro por excelencia de un cristiano es la Biblia”, advierte el padre Díaz. “El único libro que yo al terminar de leer tengo que decir «Palabra de Dios» es la Sagradas Escrituras”.

El sacerdote indica que el estudio del Catecismo ayuda a que los católicos entendamos e interpretemos las Sagradas Escrituras, “pero no las sustituye”. Por ello el estudiar y orar con la Biblia sirve como “fuente de inspiración”.

El movimiento Apóstoles de la Palabra está presente en Denver desde hace diez años, cuando Eliseo Mendes, un laico quien su juventud fue misionero en México, vino desde su tierra natal a vivir a Colorado, donde decidió iniciar este movimiento el cual tiene hoy cerca de 70 adeptos en cuatro parroquias (ver recuadro).

“La misión que realizamos es la evangelización de casa en casa, los diálogos en público con hermanos separados. Entender que no se trata de pelear, sino que entendamos cuál es la verdad”, dice Eliseo, hoy coordinador diocesano de este movimiento.

“He visto la necesidad de los católicos que no saben dar respuesta a los hermanos separados”, comparte Mendes. “Es importante el estudio de las Sagradas Escrituras para conocer cuál es el plan de Dios para llegar a la salvación. Que cada católico despierte y ponga su granito de arena y estudie apologética que es lo necesario en este siglo”, concluye Mendes.

 

¿Dónde se reúnen los Apóstoles de la Palabra?

Parroquia Holy Cross, Thornton. Lunes de 7 a 9 p.m.

Holy Rosary, Denver. Martes de 7 a 9 p.m.

Our Lady Mother of the Church, Commerce City. Miércoles de 7 a 9 p.m.

Annunciation, Denver. Viernes de 7 a 9 p.m.

¿Quieres que los Apóstoles de la Palabra vayan a tu parroquia? Llama a José Luis Rojas 719-250-6513.