500 jóvenes rezan pidiendo protección ante la violencia

Mayé Agama

Cerca de 500 estudiantes de la Escuela Católica St. Mary School, en Littleton se reunieron la semana pasada, para rezar y pedir a Dios que los proteja. Fueron desde los más pequeños, de Kindergarten, hasta los jovencitos de 8vo grado. Todos acompañados de sus profesores.

“Podemos poner en las puertas todos los seguros que queramos; pero ¿qué más podemos hacer como padres? dijo el director de la Escuela, Greg Caudle. “Como personas de fe, nos ponemos en oración. Y con ello decimos que confiamos en la fuerza de la oración, y confiamos en el poder de Dios para cuidarnos y protegernos”.

Por su parte, Natalie Hattenbach, madre de dos estudiantes de St. Mary, fue la que organizó la jornada de oración, en contra de la violencia. Ella tomó esta iniciativa, con la consciencia de los varios ataques que estudiantes de colegio han sufrido en los últimos años en el país.  Tanto el asesinato de Jessica Ridgeway, de 10 años, en Westminster en octubre de 2012, como el ataque en Sandy Hook Elementary en Newtown Connecticut, que destruyó la vida de 26 estudiantes.

Hattenbach decidió promover la oración, pues si bien ella sabe que los padres no pueden hacer mucho para proteger a sus hijos,  sí pueden rezar, y ella confía mucho en el poder de la oración. Desde diciembre pasado viene organizando a voluntarios, entre ellos muchos padres de familia, para rezar caminando alrededor de la Escuela.

Esta vez, no fueron sólo los padres, sino también los alumnos.

Según el capellán del colegio, padre Juan Espino, fue muy conmovedor ver a los estudiantes y a sus padres, estar unidos en oración. “Visualmente, es más impactante ver a todos los estudiantes rezando por su colegio, así como por cada uno. Se siente compromiso”.

El sacerdote, finalmente pidió a Dios que proteja a todos los niños, profesores, padres, familiares, así como a toda la comunidad de la Escuela St. Mary.

“Este edificio está para ofrecer educación y aprendizaje a los jóvenes”, rezó. Pedimos a Dios que “haga de él un centro donde, tanto estudiantes como profesores avancen en las palabras de la verdad, luchen con todo su corazón para estar junto al Señor, y tengan a Cristo como su Maestro. Permítenos que tanto estudiantes como profesores, sigan a Cristo, el Camino, la Verdad y la Vida, para siempre”, concluyó el sacerdote.

Próximamente: Denver Catholic recibe doce premios de periodismo y dos menciones honrosas

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

El periódico Denver Catholic en sus versiones en inglés y español (esta última se llamó hasta el pasado mes de marzo El Pueblo Católico) fueron galardonados con doce premios otorgados por la Catholic Press Association, dentro de la Catholic Press Conference que se realizó en Quebec, Canadá del 20 al 23 de junio.

 

Estos fueron los premios recibidos:

Primer puesto:

Mejor reportaje gráfico: “Cathedral Ordination” de Andrew Wright.

Mejor fotografía: “Bishops” de Andrew Wright.  El CPA reconoció la “perspectiva única y el uso del color y de su estilo”.

Mejor rediseño: Para Karna Swanson, Andrew Wright, Joshua Karabinos, Michael O’ Neill, Filippo Piccone y Aaron Lambert. El rediseño del Denver Catholic, “ofrece una nueva forma del periódico y una manera de enganchar mejor al lector”.

Mejor cubrimiento de la canonización de la Madre Teresa.  Con el artículo “Little Spirit, Giant Woman”, y el trabajo en equipo realizado por Karna Swanson, Andrew Wright, Aaron Lambert, Filippo Piccone y Carmen Villa.

Mejor reportaje de celebración de sacramentos.  Con el artículo “Be Simple. Be One”, de Karna Swanson. “La autora ha hecho un gran trabajo tratando el mensaje del papa a las parejas locales” y lo calificó como “interesante y fácil de leer”.

Segundo puesto:

Mejor reportaje sobre las familias: Con el artículo “Consejos del Papa a las mamás” de Carmen Elena Villa, el cual fue catalogado como “una corta y franca presentación sobre la Amoris Laetitia y sobre las posiciones del Papa con respecto a las familias”.

Mejor cobertura al viaje del Papa Francisco a México:  Con el artículo: “Cruzarán la frontera para ver al Papa” de Carmen Elena Villa, el cual destaca los esfuerzos de algunos fieles que viajaron por tierra desde Colorado hasta Ciudad Juarez para participar de las actividades presididas por el Papa Francisco. Según la CPA el artículo “captura maravillosamente la emoción del momento”.

Mejor cobertura a la Jornada Mundial de la Juventud en Carcovia: El CPA elogió el trabajo realizado por el arzobispo de Denver Samuel Aquila, Lara Montoya y Carmen Elena Villa, el cual incluyó una columna, un artículo de entrevistas a los peregrinos que viajaron desde Denver y un artículo de análisis sobre las palabras del Papa Francisco a los jóvenes.

 

Tercer puesto:

Mejor cobertura a las elecciones: Con el artículo “Voting in Good Faith” y la cobertura y análisis realizados por el arzobispo Samuel Aquila, Karna Swanson, Andrew Wright, Aaron Lambert, Filippo Piccone y Roxanne King.

Mejor cobertura al año de la Misericordia: Con el artículo “Lo que Dios ha unido, ningún hombre lo separe” de Carmen Elena Villa y Mavi Barraza, sobre la historia de 13 parejas que vivían en unión de hecho y decidieron casarse por la Iglesia en el Año de la Misericordia.

Mejor reportaje sobre deportes: “Atletas olímpicos que manifestaron su fe cristiana” de Clemente Carballo, el cual destaca “el gran esfuerzo investigativo que va más allá de Estados Unidos”.

Mejor tratamiento a la vocación sacerdotal: Para el artículo “Un sacerdote es lo que es por Jesucristo” de Carmen Elena Villa, el cual presenta un “perfil excepcional del obispo Jorge Rodriguez” que provee una mirada “desde las etapas tempranas de su vida, con citas inspiradoras acerca de la fe y el servicio”.

El periódico Denver Catholic recibió además una mención honrosa en la categoría “Periódico del año” por el trabajo que realiza su equipo para informar y ofrecer artículos de calidad a los lectores del norte de Colorado y otra más con el reportaje “Millennial Catholics: Here to Stay” por Karna Swanson, Andrew Wright, Melissa Keating y Filippo Piccone.