25 años atrás llegó “una nueva luz a esta ciudad”

Con gratitud celebran 25 Aniversario de la fundación de las Clarisas Capuchinas en Denver

Lara Montoya

“Hace 25 años, el Señor trajo una nueva luz a Denver y a la vida de los Capuchinos. Recuerdo aquella noche del 17 de noviembre de 1988, cuando fuimos a recogerlas al aeropuerto. Llegaron diez hermanas, con gran fe, un poco asustadas de abrazar un futuro incierto, pero llenas de confianza en Dios”, señaló el Padre Bill Kraus, O.F.M. Cap., al celebrar la Misa de aniversario de las Clarisas Capuchinas.

La celebración se llevó a cabo el pasado 17 de noviembre en la Iglesia St. Patrick, junto al Monasterio de Nuestra Señora de la Luz, fundado hace 25 años por la Clarisas Capuchinas. Las hermanas recuerdan que establecer esta comunidad fue un sueño que comenzó en el Capítulo Provincial de los hermanos Capuchinos en 1986.

“Fuimos invitadas a Denver para entrevistarnos con el entonces Arzobispo de Denver, Cardenal Francis Stafford y con el Provincial de la Orden Capuchina, entonces padre Charles Chaput, O.F.M. Cap., quien después fue también Arzobispo de Denver y hoy es Arzobispo de Filadelfia”,  compartieron las hermanas Clarisas Capuchinas. “Después de un tiempo de oración y reflexión, se hizo la selección de un grupo de diez hermanas para realizar la fundación de Nuestra Señora de la Luz”, dijeron.

Así, diez de ellas salieron de su monasterio en Irapuato, Guanajuato, México, para comenzar esta aventura de fe. Una experiencia que ha estado llena de “alegrías y dolores”, según comparte la Hna. María de Cristo Palafox, quien pertenece al grupo fundador y a quien le tocó asumir la misión de abadesa de la comunidad en 1994, luego de la muerte de la Madre Josefina, la primera Abadesa del Monasterio.

“Recuerdo el día de nuestra llegada, por un lado la ilusión de un nuevo comienzo y a la vez un poco de temor por lo incierto, por llegar como peregrinas a una ‘tierra extraña’, que pronto llegó a ser nuestra tierra. Una mezcla de alegría y dolor: dejar atrás nuestras hermanas de comunidad, familia y patria y por otro lado un sentimiento de frescura, de una vida nueva, de un acoger y ser acogidas en esta nueva realidad que Dios nos regalaba, lugar donde nuestra pequeña comunidad echaría sus raíces. La alegría de ser portadoras de un carisma que no nos pertenecía, sino que nos era dado para poder llevarlo a donde el Señor nos llamara, en este caso traerlo a esta ciudad e Iglesia de Denver”, cuenta la Hna. Maria de Cristo.

Durante la celebración eucarística. El P. Kraus agradeció el testimonio fiel de las hermanas y su generoso sí a Dios y a la misión que se les ha encomendado y dirigiéndose a ellas les dijo: “En este cuarto de siglo, Dios les ha respondido de muchas maneras con muchas bendiciones y les ha dicho ‘yo nunca las olvidaré, estoy trabajando en ustedes, transformándolas en mis vírgenes puras y mis esposas amadas, por el misterio Pascual de Jesús’. Entonces como su Madre Santa Clara y en comunión con Santa Isabel de Hungría, y la Venerable María Lorenza Longo, fijen sus mentes en el espejo de la eternidad, pongan sus almas en el esplendor de la Gloria y transfórmese todas por la contemplación en imágenes de su misma Divinidad”.

Recordar es renovar
El sacerdote Capuchino, al señalar que “cada vez que recordamos también renovamos nuestro compromiso y nuestra alianza con Dios y con los demás”, invitó a las hermanas Clarisas a “mantener sus lámparas ardiendo vivamente para iluminar el rostro de Dios” y por la ocasión de este jubileo, las llamó a renovar sus votos frente a toda la audiencia.

Al recordar estos 25 años, la Hna. María de Cristo resumió este tiempo como “una experiencia de fe: caminar y creer, confiar y recibir la bondad de Dios manifestada en tantas maneras concretas, desde la persona que nos llama para agradecer oraciones escuchadas, hasta la caridad de tantos que nos apoyan con su ayuda, la misma vida en comunidad con sus alegrías y retos, o bien la hermana muerte que ha tocado ya nuestras puertas tres veces durante estos años. Este ha sido el tejido que ha formado nuestra historia”.

Por su parte, la Hna. María de Jesús Armadillo, quien también forma parte de la primera comunidad, compartió que para ella sigue vivo “el compromiso con la misión tan importante que nos encomendaron: rezar por nuestros hermanos hispanos y siempre, siempre, recuerdo esto y ahora lo renuevo en este 25° aniversario”.

Próximamente: Denver Catholic recibe doce premios de periodismo y dos menciones honrosas

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

El periódico Denver Catholic en sus versiones en inglés y español (esta última se llamó hasta el pasado mes de marzo El Pueblo Católico) fueron galardonados con doce premios otorgados por la Catholic Press Association, dentro de la Catholic Press Conference que se realizó en Quebec, Canadá del 20 al 23 de junio.

 

Estos fueron los premios recibidos:

Primer puesto:

Mejor reportaje gráfico: “Cathedral Ordination” de Andrew Wright.

Mejor fotografía: “Bishops” de Andrew Wright.  El CPA reconoció la “perspectiva única y el uso del color y de su estilo”.

Mejor rediseño: Para Karna Swanson, Andrew Wright, Joshua Karabinos, Michael O’ Neill, Filippo Piccone y Aaron Lambert. El rediseño del Denver Catholic, “ofrece una nueva forma del periódico y una manera de enganchar mejor al lector”.

Mejor cubrimiento de la canonización de la Madre Teresa.  Con el artículo “Little Spirit, Giant Woman”, y el trabajo en equipo realizado por Karna Swanson, Andrew Wright, Aaron Lambert, Filippo Piccone y Carmen Villa.

Mejor reportaje de celebración de sacramentos.  Con el artículo “Be Simple. Be One”, de Karna Swanson. “La autora ha hecho un gran trabajo tratando el mensaje del papa a las parejas locales” y lo calificó como “interesante y fácil de leer”.

Segundo puesto:

Mejor reportaje sobre las familias: Con el artículo “Consejos del Papa a las mamás” de Carmen Elena Villa, el cual fue catalogado como “una corta y franca presentación sobre la Amoris Laetitia y sobre las posiciones del Papa con respecto a las familias”.

Mejor cobertura al viaje del Papa Francisco a México:  Con el artículo: “Cruzarán la frontera para ver al Papa” de Carmen Elena Villa, el cual destaca los esfuerzos de algunos fieles que viajaron por tierra desde Colorado hasta Ciudad Juarez para participar de las actividades presididas por el Papa Francisco. Según la CPA el artículo “captura maravillosamente la emoción del momento”.

Mejor cobertura a la Jornada Mundial de la Juventud en Carcovia: El CPA elogió el trabajo realizado por el arzobispo de Denver Samuel Aquila, Lara Montoya y Carmen Elena Villa, el cual incluyó una columna, un artículo de entrevistas a los peregrinos que viajaron desde Denver y un artículo de análisis sobre las palabras del Papa Francisco a los jóvenes.

 

Tercer puesto:

Mejor cobertura a las elecciones: Con el artículo “Voting in Good Faith” y la cobertura y análisis realizados por el arzobispo Samuel Aquila, Karna Swanson, Andrew Wright, Aaron Lambert, Filippo Piccone y Roxanne King.

Mejor cobertura al año de la Misericordia: Con el artículo “Lo que Dios ha unido, ningún hombre lo separe” de Carmen Elena Villa y Mavi Barraza, sobre la historia de 13 parejas que vivían en unión de hecho y decidieron casarse por la Iglesia en el Año de la Misericordia.

Mejor reportaje sobre deportes: “Atletas olímpicos que manifestaron su fe cristiana” de Clemente Carballo, el cual destaca “el gran esfuerzo investigativo que va más allá de Estados Unidos”.

Mejor tratamiento a la vocación sacerdotal: Para el artículo “Un sacerdote es lo que es por Jesucristo” de Carmen Elena Villa, el cual presenta un “perfil excepcional del obispo Jorge Rodriguez” que provee una mirada “desde las etapas tempranas de su vida, con citas inspiradoras acerca de la fe y el servicio”.

El periódico Denver Catholic recibió además una mención honrosa en la categoría “Periódico del año” por el trabajo que realiza su equipo para informar y ofrecer artículos de calidad a los lectores del norte de Colorado y otra más con el reportaje “Millennial Catholics: Here to Stay” por Karna Swanson, Andrew Wright, Melissa Keating y Filippo Piccone.